Vuelve por segundo año consecutivo la velá de Pedro Salvador. Un escenario por el que desfilarán una interesante ristra de músicos, puestos de restauración y una exposición, pondrán la nota alegre a la víspera de San Fernando.

En 1987 el barrio de Pedro Salvador celebraría por primera vez en su historia su velá, una verbena propia para disfrute de sus vecinos. Pero al cabo de los años y por motivos que no están claros, esta tradición caería en el olvido y no sería hasta 2012 cuando este barrio volvería a celebrar su fiesta.

Y aunque este año es el segundo desde la recuperación de la velá, la expectación va creciendo y el cartel también. «La velá comenzará a las 19.30 con un pasacalles a cargo de Los Comediantes, con posterioridad comenzará en el escenario situado en Guadalevín una actuación de alumnos del Conservatorio de la Palmera, tras ellos actuará el coro rociero Los Corales y, por último, los alumnos de la fundación Cristina Heeren» explica la programación el presidente de la asociación de vecinos, Jesús Santos.

Pero acompañando a este programa de actuaciones estará el puesto de buñuelos y chocolate de la Mamá Dolores, un servicio de restauración y una exposición sobre el Parque Guadaíra, en las instalaciones de la asociación. Aunque sea miércoles y la cita pinte larga, no importa porque mañana es San Fernando y los vecinos podrán quemar el último cartucho con la tranquilidad de que mañana no habrá que madrugar, y es que en Pedro Salvador esta todo pensado, «por ahora la duración de nuestra velá es solo de un día, según vayamos viendo la aceptación la alargaremos en días u horas o ya veremos, pero lo que está claro es que la velá se afianza en el 29 de mayo, ese día será siempre el de la verbena porque así caiga en el día que caiga nos aseguramos que el día siguiente, al ser San Fernando, será fiesta».

Y así, con las ideas claras y todo muy bien atado, en la asociación de vecinos Pedro Salvador ya se ultiman los detalles para que dentro de unas horas se dé el pistoletazo de salida a esta verbena tan esperada.