Durante el día de hoy el centro deportivo de Bellavista ha acogido una verdadera exhibición de artes marciales, clubes de toda la provincia se han dado cita en el polideportivo con fines de colaboración y no de competición. El objetivo es recaudar fondos para Raquel Cabeza.

Hace casi un año y dos meses que nació Raquel, lo haría en Palma de Mallorca pero su padre natural del Cerro del Águila al comprobar el estado de salud de su hija recién nacida, no dudó en trasladarse a Sevilla para que fuese el Virgen del Rocío el que la atendiese y ofreciese los mejores cuidados.

Afectada por un derrame cerebral, una hidrocefalia y por el síndrome de West refractario, su día a día está marcado por violentas convulsiones, hasta 30 veces al día, que la ponen al borde de la muerte. La única salida para Juan Carlos Cabeza, su padre, es la de someterla a un tratamiento médico neurorehabilitador que pone en marcha un especialista gallego. Dicho procedimiento controlaría las convulsiones que impiden a la pequeña, entre otras muchas cosas, ser alimentada de manera natural.

Una causa que la asociación cultural deportiva Martín Jiménez ha hecho suya organizando una gala benéfica. Clubes de artes marciales de toda la provincia han estado durante el día de hoy exhibiendo sus habilidades en el centro deportivo Bellavista. Un auténtico espectáculo que han podido disfrutar todos los vecinos del barrio, así como cualquier sevillano que quisiera hacer acto de presencia.

A pesar de que «la entrada era gratuita, solo se pide lo que cada uno quiera aportar voluntariamente» se han recaudado 1.015 euros que se donarán directamente a Juan Carlos Cabeza. Por su parte el presidente de la asociación orgulloso de lo que han conseguido, «todo esto es por un padre que dejó el trabajo por cuidar de su hija enferma y merece toda nuestra ayuda y respeto», explica Juan Carlos Reina.