Una aglomeración de gente taponaba la calle Ambrosio de la Cuesta. Los vecinos que allí vivían, asomados al balcón, vislumbraban cientos de cabezas moviéndose al son de lo que parecían unos tambores de guerra. Pero nada de violencia, esta batalla no era de granadas y balas sino de caramelos y juguetes.

Los tres reyes magos salieron a las 11 de la mañana del Camino de la Ermita de Valme pero no lo hicieron solos, los beduínos, la estrella de la ilusión, charlie y la fábrica de chocolate y ferrari, entre otros, escoltaban a sus majestades en su incursión por las calles de Bellavista.

Feliciana Enríquez, Eduardo Miura, Ambrosio de la Cuesta, glorieta Presos de los Merinales, avenida de Bellavista, Asencio y Toledo, Guadalajara, Fuente de Canto, Caldereros, Enamorados, Almenas, plaza del Retiro, Roque Barcia, Asencio y Toledo, glorieta Movimiento Vecinal de Bellavista, plaza Gaspar Calderas y vuelta a Camino de la Ermita de Valme este ha sido el completo recorrido que ha realizado la cabalgata de reyes de Bellavista con el fin de no dejar a ni un solo vecino sin sus preciados caramelos.

A la misma hora salió la cabalgata de los Bermejales. Un cortejo que haría sus delicias a niños y mayores de los barrios de Heliópolis, Bermejales, Pedro Salvador y Pineda. Melchor, Gaspar y Baltasar recorrieron estos barrios pasando también por Guadaíra y El Cano.

A las 11 de la mañana a ambos lados de la SE-30 sentido Huelva se escuchaban tambores y cohetes. La fiesta estaba en las calles, familias enteras salieron de sus casas para celebrar este día tan especial con sus vecinos, recibir más de un caramelazo y sobre todo, ver las caras de los pequeños al conocer de cerca a aquellos magos que hacía tan solo unas horas les habían llenado la casa de juguetes.