El distrito Bellavista-La Palmera está llevando a cabo una serie de obras de mejora en materia de accesibilidad en la barriada de Pineda. El pasado mes de agosto, el alcalde de la ciudad, Juan Ignacio Zoido, les informó a los vecinos de que conectar Pineda con el resto de la ciudad era algo básico.

El proyecto incluye una nueva parada de la línea 37 de Tussam y un badén para enlazar este barrio con Los Bermejales. Estas propuestas se suman a la instalación de un semáforo ejecutada hace unas semanas por la delegación de Movilidad y el asfaltado del entorno de la avenida de Jerez para conectar Pineda con la barriada de Pedro Salvador.

Por ello, el delegado del distrito, Rafael Belmonte, ha querido conocer las impresiones de los vecinos y del presidente de la comunidad, Antonio Verde. Cabe recordar que estas actuaciones se suman a otras ya realizadas en el mandato de Zoido como alcalde de la ciudad tales como, la sustitución de farolas sujetas en postes de madera por otras normales, se ha asfaltado el acerado y se ha mejorado la limpieza, además de la colocación de un semáforo que ha habilitado el paso con los Bermejales.

El badén peatonal que va a conectar Pineda con Los Bermejales tiene un presupuesto de unos 20.000 euros y los trabajos serán ejecutados desde la Gerencia de Urbanismo. El Ayuntamiento también ha procedido a la instalación en el barrio de Pineda de una parada de autobuses, de la que solo falta por colocar la pérgola, dentro del recorrido de lalínea 37 de Tussam.