En unos días el centro de educación infantil y primaria Lora Tamayo tendrá el ascensor que tantos años llevan reivindicando maestros, padres y alumnos. Este colegio de Bellavista nunca ha tenido un elevador que evitase las escaleras a quien lo necesitase y facilitase así el acceso y la movilidad por todo el centro a todo el mundo.

En estos días el colegio de infantil y primaria de Bellavista, Lora Tamayo, verá hecho realidad un sueño que tienen desde hace muchos años y una reivindicación histórica tanto de la dirección del centro educativo como del Ampa: la instalación de un ascensor. Esta acción facilitará el acceso a todos aquellos niños, maestros y padres que no puedan o deban subir escaleras.

Además de la instalación del ascensor que la dirección del colegio Lora Tamayo, los profesores, alumnos y padres llevan esperando siete años, el Ayuntamiento de Sevilla llevará a cabo otras actuaciones, como la sustitución de las ventanas de acero abatibles por ventanas de aluminio correderas o la colocación de celosías de lamas anti vandálicas en las ventanas desprovistas de ellas.

Por este motivo, en la mañana de ayer estuvo el delegado del Distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte, en el centro educativo junto al director del centro, Rafael Carmona y miembros de la empresa constructora. El delegado del Distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte, ha señalado que «tras muchos años esperando, el centro educativo se dotará de elementos esenciales para sus alumnos y profesores. La realización de estas obras de mejora en el Ceip Lora Tamayo demuestra el compromiso del Gobierno de Juan Ignacio Zoido con los colegios de la ciudad, como lo demuestra que se dé cumplimiento a una reivindicación de hace siete años atrás y que ha tenido que esperar a este Gobierno para que el ascensor sea una realidad».