Jóvenes de Madrid con personas mayores de Sevilla. Un año más, Fundomar, vuelve a organizar un encuentro intergeneracional entre voluntarios de centros educativos madrileños y los usuarios del centro de mayores Los Bermejales.

Fundomar es premio andaluz al voluntariado «por su compromiso con la promoción del voluntariado desde el origen de esta entidad y que aun manteniendo una vinculación con el barrio sevillano de Heliópolis, promueve iniciativas que giran en torno a programas como el de voluntariado intergeneracional, la promoción del envejecimiento activo, igualdad de género, atención a la diversidad cultural de la sociedad andaluza o el apoyo educativo integral, entre otras» según las propias palabras del jurado.

Es ese voluntariado intergenarional que mencionó en su día el jurado el que ha vuelto, un año más, a la Fundación. Aunque Doña María apuesta por la intergeneracionalidad con gran fidelidad y de manera continua, hay un momento en el año en el que esta actividad cobra aún más peso. Jóvenes alumnos de centros educativos madrileños viajan hasta la capital andaluza para conocer, hablar y acompañar a los usuarios del centro de mayores Los Bermejales.

«La intergeneracionalidad cohesiona la sociedad, reduce barreras sociales y contribuye a que desaparezcan los mitos y los estereotipos que suelen pesar sobre las personas mayores» explica Laura Villalva, trabajadora social de Fundomar. «Estos encuentros intergeneracionales buscan crear un espacio de convivencia entre personas mayores y jóvenes siguiendo la filosofía de la Fundación, que persigue que los centros de personas mayores deben convertirse en centros abiertos e integrados en la comunidad, que comparten actividades y servicios con distintos colectivos y grupos de edad».

Ese intercambio de pareceres y de puntos de vista entre unas personas cuya experiencia avala sus consejos y otras a las que el largo camino que les queda por delante les crea dudas e incertidumbre, es una combinación perfecta que enriquece a dos generaciones que se hacen falta la una a la otra.