¿Mercado y cerveza? ¿Cerveza y mercado? o ¿alternamos? esas fueron las preguntas más profundas que se pudieron hacer los visitantes del mercado de arte y diseño de ayer. Esta edición nocturna consiguió aceptación y el horario benefició a muchos locales cercanos.

En la tarde noche de ayer, los comerciantes de Los Bermejales celebraban el primer mercado nocturno 2013, una experiencia a la que se sumaron muchos vecinos y curiosos de toda la capital hispalense. Aunque parecía que el viento iba a truncar la noche, fue cosa de logística que pronto se solucionó y por toda la hilera de stands la temperatura era perfecta.

No es que hubiese una aglomeración de gente permanente, más bien, un continuo goteo de gente, quizá propiciado por la buena temperatura, que al ser constante no existía ninguna hora punta, todo momento era bueno para pasear por Finlandia.

Para el que tuviese frío, no había problema. Bien es conocido que Acoprober siempre deja caer un toque propio, de sus comerciantes, alguna actividad que amenice, aún más si cabe, la velada. Esta vez iría de la mano de uno de los expositores, quien haría una demostración con fuego que reunió a niños y mayores.

Acoprober vuelve a innovar y le vuelve a salir una jugada genial. Símbolo de unión entre estos comerciantes es el éxito que recogen con todas sus iniciativas. Naturalidad y buen hacer que hacen resonar el nombre de esta asociación de comerciantes y profesionales, por toda Sevilla.