La Unidad de Gestión Clínica de Dermatología del Hospital Universitario de Valme ha recibido un reconocimiento en el IV Simposio Nacional de Psoriasis, que ha congregado recientemente en Málaga a cerca de 300 dermatólogos y médicos residentes de toda España. El galardón valora el diagnóstico diferencial de los efectos secundarios de terapias biológicas para esta enfermedad, demostrando la eficacia de las mismas y atribuyendo el origen de descompensaciones experimentadas a un origen distinto a los fármacos.

El caso clínico presentado por Concha Begines y Estrella Romero aborda el caso de un paciente con psoriasis que está siendo tratado por fármacos biológicos y que, en un control rutinario, se le detecta aumento de la enzima de la transaminasa. Aunque inicialmente las dermatólogas le retiran el tratamiento al paciente de forma preventiva, por estimar que esta descompensación responde a los efectos secundarios del mismo, concluyen, a través de los resultados de pruebas complementarias, que el origen obedece a una patología hepática sin relación con la medicación.

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica con una prevalencia del 1-2% de la población y, de ellos, entre un 20-30% la sufrirá de una manera moderada o grave, por lo que precisarán de tratamiento sistémico. Dada la prevalencia de esta enfermedad, el Hospital Universitario de Valme dispone de una consulta monográfica destinada a la Psoriasis, dirigida por Concha Begines. Se trata de una consulta semanal en la cual se atiende un total de 25 pacientes.

La Unidad de Gestión Clínica de Dermatología del Hospital Universitario de Valme, que dirige Jerónimo Escudero, dispone de una completa cartera de servicios médico-quirúrgica. Además de ofrecer terapias innovadoras, tales como la fotodinámica o la criocirugía, esta unidad clínica tiene organizadas sus consultas de forma monográfica para un abordaje más eficiente: psoriasis, oncología cutánea, enfermedades autoinmunes, dermatología pediátrica y enfermedades de transmisión sexual.