El Ayuntamiento de Sevilla ha sacado a concurso las obras para la construcción de la comisaría de Policía Local proyectada en el barrio de Bellavista, que quedará ubicada en la esquina entra la calle Asencio y Toledo y la avenida de Jerez, unas instalaciones que se prevé que comiencen a levantarse a principios de 2014. 

El concejal delegado de Seguridad y Movilidad del Consistorio hispalense, Juan Bueno (PP), ha indicado a Europa Press que esta licitación supone «un paso más» para dar solución a la «reivindicación histórica» de los vecinos de la zona, dando cumplimiento al «compromiso realizado por Juan Ignacio Zoido de acercar la policía a los barrios». 

La nueva comisaría de Bellavista cuenta con un presupuesto total de 1.589.406,63 euros y un plazo de ejecución de 18 meses. En cuanto al concurso, será abierto y de tramitación ordinaria, con un plazo de presentación de ofertas que finaliza a mediados de septiembre. 

En este marco, Bueno ha asegurado que, si se cumplen los plazos, a principios de 2014 podrá iniciarse la construcción de esta comisaría, lo que supondrá además una importante inversión en la zona, con la consiguiente creación de empleo, unas inversiones que requieren «auténticos esfuerzos para cuadrar las cuentas y que constituyan una realidad». 

También, ha recordado que Zoido hace un año se comprometió con los vecinos de la zona al desarrollo de esta comisaría, «a pesar de la desconfianza» de los partidos, algo que «se ha comprobado que será una realidad y que se cumple la palabra dada». 

Un edificio a tres alturas

La comisaría, que se ubicará en una parcela cedida por la Gerencia de Urbanismo calificada como de Servicio de Interés Público y Social (SIPS), será desarrollada en tres niveles que no llegan a completar la edificabilidad máxima permitida en la parcela, contando igualmente con un sótano para una quincena de plazas de aparcamiento, según el pliego de condiciones al que tuvo acceso Europa Press. El sótano cuenta con una superficie útil de 388 metros cuadrados, mientras que el resto de plantas oscila entre los 260 de la planta baja y los 214 metros cuadrados de la segunda. 

Además de un programa convencional de despachos de administración, trabajo de oficina y dirección, las instalaciones deben contar con un espacio adecuado de atención al ciudadano, la conveniente dotación de aseos y vestuarios, sala de descanso, sala de toma de ordenes, además de contar con la dotación de aparcamientos necesarios. 

Así, en la planta baja se instalará la zona de atención al público y los despachos de administración y toma de denuncias; la primera planta se dedicará al funcionamiento interno, con vestuarios, sala de descanso, armero y la sala de oficial; estableciéndose en la tercera planta la dirección de la comisaría, con apoyo administrativo. Por último, la cubierta únicamente será accesible para mantenimiento de instalaciones, colocándose allí los sistemas de climatización o de captación de energía solar. 

Para la construcción de la comisaría, se procederá la desmontaje de las instalaciones de juego de niños que ahora mismo ocupan la parcela y que tenían carácter «temporal». El desmontaje de dicha instalación se hará de tal manera que se posibilite su posterior reutilización y reinstalación bien el barrio, si se estima necesario complementar la más reciente junto a la Real Venta de Antequera, o bien en otra zona de la ciudad.