A partir de ahora el Club Faro tendrá sede en Los Bermejales, así lo firmaron en la tarde de ayer los responsables del Club con la Fundación Doña María en cuyas instalaciones de la calle Bergantín se afincarán los niños de Faro para llevar a cabo sus múltiples actividades de formación sana y divertida.

El Club Faro es una red internacional de clubes juveniles de inspiración católica que buscan apoyar a los padres de familia en la formación de sus hijos, niños de entre 11 y 16 años de edad, «en un ambiente sano, cristiano y prestando su servicio a la sociedad a través de actividades como operaciones kilo, prestación de ayuda en El Vacie o las 3.000 viviendas o residencias de anciano, entre muchas otras» comenta Julio Talegón, delegado de la Fundación en Sevilla.

Más de 100 niños al año forman parte de este Club en el que no solo crecen en valores ellos, sino que sus padres también aprenden a educar y ser educados. Una actividad que a partir de ahora se desarrollará en la sede de la Fundación Doña María, calle Bergantín, «esta colaboración nos da la posibilidad de desarrollar un mejor apostolado, antes teníamos 80 metros cuadrados y ahora en 200 metros cuadrados a estar aun mejor».

Es por eso que ayer se celebraba en Fundomar una noche de gala, la presentación del Club Faro en esa casa, «hace unos días el Papa mencionó a los ancianos y a los niños, dijo que son los dos polos de la sociedad más descuidados y que, sin embargo, debíamos aprender lo mejor de cada uno porque eso nos haría mejores» contaba el Padre Ricardo, haciendo referencia a la unión que a partir de ahora se vivirá entre los miembros de la residencia Fundomar y los niños de Faro.

«Tengo que agradecer que hayan elegido Los Bermejales para desarrollar su actividad, es curioso que sea este el punto de acción teniendo en cuenta que es el barrio con más niños de toda Sevilla y uno de los que más de toda Andalucía» expresaba el delegado del Distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte, invitado a la presentación del Club y al que le pidieron unas palabras hacia la actividad de la institución por ser este un día especial, «este Ayuntamiento tiene la premisa de tratar a todos por igual y con esa premisa el Distrito Bellavista-La Palmera esta totalmente a su disposición».

En este ambiente cordial en el que niños y adultos celebraban una nueva etapa de un Club que enseña lo que no se aprende en las aulas. A partir de este momento Los Bermejales serán el punto de partida de una juventud sevillana rica en valores, solidaridad y cristiandad.