El Conservatorio elemental de música La Palmera celebró ayer su gran gala de fin de curso. Los alumnos fueron subiendo al escenario para demostrar las habilidades musicales adquiridas durante el curso 2012-2013. Familiares y profesores disfrutaron tanto o más que los músicos.

Aunque la hora oficial de comienzo del acto era a las 20.00 alumnos, padres, profesores y profesionales del centro llegaron mucho antes para preparar los últimos detalles en compañía. El Conservatorio elemental de música La Palmera celebraba ayer su Ceremonia de Graduación con una audición final en la que los alumnos del curso 2012-2013 demostraron sus habilidades musicales a el mejor público: sus familiares, profesores y compañeros.

Uno a uno fueron subiendo al escenario tal y como el programa señalaba. Piezas memorables de compositores más que relevantes en la historia de la música, temas archiconocidos como los de la película Sonrisas y Lágrimas y la actuación estelar de la banda Big Bang´s Swing pusieron mucha música sobre el escenario levantado en el patio del Conservatorio La Palmera. Con la colaboración del distrito Bellavista-La Palmera, la organización del centro y del Ampa el acto fue aun mejor que en años anteriores.

Tras las actuaciones el Ampa «Molto Andante» hizo entrega de las orlas a los alumnos graduados. Dicho momento daría paso a unos refrescos en familia que ponían el broche final a una excelente promoción.

Conservatorio La Palmera

El CEM La Palmera comenzó siendo un aula de extensión del Conservatorio Superior de Música de Sevilla. Era el curso 88-89 y bajo la dirección de Josefina García Calvente pasó a ser conservatorio elemental en el 89-90. En 1990 el centro se ubicó en el edificio adjudicado en el Colegio Público La Raza. Situado en pleno barrio de Heliópolis, recibía alumnos de esta zona así como de Bami, Borbolla, el Porvenir, etc. Finalmente sería en el año 2000 cuando, bajo la dirección de Manuel Cera Vera, el Conservatorio se trasladaría a su ubicación actual, a la calle Lyon, ocupando el edificio en el que se encontraba el colegio público Elcano. Desde ese momento, cada año, las matriculaciones aumentan.

Por el salón de actos del Conservatorio han pasado innumerables músicos de gran calidad como Mª Esther Guzmán, Serafín Arriaza, (guitarra), Ramón San Millán, Valentín Sánchez Venzalá (violín) Javier Trigo (clarinete), Alfonso Rubio (flauta), Natalia Kuchaeva (piano) y un largo etcétera de buenísimos artistas a los que damos las gracias por su música.

Muchos de los niños y niñas que han estudiado en este centro han continuado sus carreras en el mundo de la música y han seguido en contacto con La Palmera, asistiendo a los recitales de antiguos alumnos que se organizan cada año. Asimismo, algunos de ellos han sido premiados en diversos concursos musicales.