El distrito Bellavista-La Palmera organizó una excursión y puso a disposición de los miembros del Hogar del Pensionista de Bellavista un autobús para que los llevase hasta las inmediaciones de la calle Feria donde se encuentra el Palacio de los Marqueses de la Algaba que fue inaugurado el pasado 11 de enero por el alcalde de esta ciudad, Juan Ignacio Zoido.

El autobús iba repleto de vecinos del barrio que querían conocer el Centro del Mudéjar, que se encuentra en el Palacio de los Marqueses de la Algaba y que se ha convertido en todo un referente museográfico ya que es único en toda España.

El centro se ha convertido en una realidad gracias a la colaboración institucional mantenida entre el Ayuntamiento de Sevilla, La Junta de Andalucía y el Estado, y ha sido posible gracias a la colaboración de la Delegación de Participación ciudadana y al Instituto de Cultura y las Artes de Sevilla.

En total se exponen 111 piezas, de las cuales 20 proceden de la colección arqueológica municipal en depósito desde 1940 en los almacenes del Museo Arqueológico de Sevilla y, entre las que sobresalen, tinajas mudéjares, sellos y utensilios domésticos de la misma época y de especial valor.

De este mismo museo, y perteneciente a su colección estable se presentan 44 piezas entre las que destacan una pila bautismal donada por el pintor Virgilio Mattoni, canes polícromos del siglo XV procedentes de la iglesia mudéjar de San Marcos, fragmentos de yesería procedentes del convento de Madre de Dios, paños de arrocabe, almizates y piñas de mocárabes de madera de especial singularidad, que convivirán con las piezas restauradas para la ocasión por la delegación de Participación Ciudadana, como son las pechinas mudéjares de Santa Clara, muestra de la pervivencia del mudéjar y de la carpintería de lo blanco en 1600. Además, el Museo de Artes y Costumbres Populares ha cedido 19 azulejos que son un perfecto ejemplo de las técnicas de arista, cuerda seca y azulejos por tabla. El Museo de Bellas Artes de Sevilla ha prestado una acuarela de Joaquín Guichot de 1872 que representa la fachada del palacio de los Marqueses de la Algaba y que también ha sido restaurado por el Ayuntamiento para esta ocasión junto a los taujeles del Palacio que presta la gerencia de Urbanismo.

El conjunto se completa con las 20 piezas de la colección municipal que se encontraban en la Torre de Don Fadrique de Santa Clara.

En la visita también quiso estar presente el delegado del distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte, que compartió unas horas agradables con los vecinos, así como el delegado de Participación Ciudadana, Beltrán Pérez.

En palabras del delegado del distrito, «haremos todo lo que esté en nuestras manos para acercar la cultura de nuestra ciudad a todos los vecinos del distrito Bellavista-La Palmera y qué mejor que visitando el Palacio de los Marqueses de la Algaba donde se encuentra uno de los mejores exponentes del arte mudéjar civil en la ciudad de Sevilla».