Una hepatitis crónica resultó ser la antesala de la nueva vida de José Luis Sarmiento. La enfermedad le derivó en una cirrosis y ésta en cáncer de hígado, el trasplante era de necesaria urgencia. José Luis cumple ya diez años de su nueva vida gracias a la solidaridad y voluntad de otra persona. Un agradecimiento que ha bañado esta mañana el mercado de arte y diseño de Los Bermejales.

Como ya anunciaron hace unas semanas, asociaciones y coordinación de trasplantes de Huelva y Sevilla iban a tener una representación indefinida en el mercado de arte y diseño de Los Bermejales para promover y difundir la donación de órganos. Una apuesta personal del presidente de la asociación de comerciantes de este barrio, Acoprober, quien esta mañana mostraba su «gran satisfacción» por la presencia de estas organizaciones y les tendía la mano una vez más explicándoles que «aquí podréis estar el tiempo que lo deseéis».

Frente al stand de Acoprober, encabezando este popular mercado estaba esta mañana la mesa de Trasplantes de Órganos. Lo primero que veía el visitante era a un grupo de personas con una sonrisa enorme dibujada en su cara, dispuestos a explicar el por qué de tanto colorido corazón, «mucha gente se está acercando pidiendo un carnet de donante pero realmente lo importante es la voluntad, hacérselo saber a los familiares para que el día que llegue la hora sus órganos puedan dar vida a otras personas» comentaba Teresa Aldabó coordinadora de trasplantes del Virgen del Rocío.

«Con solo una persona que se haga donante de órganos se pueden salvar muchas vidas, por eso para nosotros significa mucho estar aquí» explicaba José Luis Sarmiento, presidente de la Asociación Andaluza de Trasplantados Hepáticos. «Nadie como nosotros puede saber la importancia que tiene estar aquí. Cuando te trasplantan un órgano te cambia el chip de la vida, todo cambia y tienes que agradecerlo ayudando a otras personas que ahora están pasando por eso. Esto es como cuando andas por la calle, puedes estar una acera u otra, de un momento a otro puedes ser donante o receptor y por eso es tan importante que la gente se conciencie y se difunda».

El delegado del distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte y el presidente de los comerciantes, José Manuel Mira ya se han hecho con su tarjeta simbólica de donantes de órganos. Y como ellos, poco a poco todos los visitantes pararán en este stand y posarán con su carnet porque partir de hoy, el mercado de arte y diseño de Los Bermejales es y será más solidario. De ahí la satisfacción conjunta de trasplantados y comerciantes, no es de extrañar que José Manuel Mira, presidente de Acoprober, defina su acercamiento a la Coordinación de trasplantes como «una de las experiencias más gratificantes de mi vida, nunca había sentido una acogida igual».