La casa, desde los cimientos. La mentalidad empresarial, desde bien joven. Esa podría ser la máxima del proyecto «Emprendedores del futuro», que ha sido presentado esta mañana en el Colegio Juan Sebastián Elcano, en el barrio de Los Bermejales, a cargo de Miguel Rus, presidente de la Confederación de Empresarios de Sevilla.

Miguel Rus, presidente de la CES / F. P.

Miguel Rus, presidente de la CES / F. P.

«¿Cuántos de vuestros padres son empresarios? Preguntaba Rus a un foro compuesto por los alumnos «más mayores», de once y doce años, del centro educativo. «Vosotros seguramente seguiréis su camino, y el resto querrá hacerlo», añadió acto seguido.

El proyecto busca inculcar la necesidad de generar negocio y trabajo en los más jóvenes, que se mostraron activamente interesados  y le plantearon diversas cuestiones relacionadas con las cualidades necesarias de un emprendedor o los estudios, y duración, que se necesitan para «montar tu empresa».

«No sólo se trata de estudiar una carrera. Ser empresario implica estar formándose continuamente, establecer un plan de vida y de trabajo en constante evolución», explicaba el Presidente de la CES, dirigiéndose en todo momento a su audiencia en términos análogos a los de un público adulto.

«Plan de viabilidad», «Desarrollo profesional», «Departamento de administración, control y marketing», «Pymes», «Fondos Europeos» y otros conceptos similares revistieron un discurso que quiso trasladar «que ser empresario es duro, pero al mismo tiempo lo más gratificante», y puso como ejemplo a «Los compadres», Alberto López y Alfonso Sánchez, que «grabaron su primera película con muchísimo esfuerzo pero que ahora están triunfando».

«Los andaluces tenemos creatividad para hacer lo que nos propongamos», alentaba Miguel Rus a los chavales, añadiendo que «Los Bermejales es el mejor ejemplo posible, por ser un barrio joven y con mucho comercio».

El proyecto

Rosa Romero y Rafael Belmonte / F.P.

Rosa Romero y Rafael Belmonte / F.P.

La directora del CEIP Elcano, Rosa Romero, comentó que se dará a los alumnos una formación teórica, basada en la figura de los empresarios, para lo que visitarán los comercios más cercanos.

«Aunque lo habíamos planteado inicialmente para los alumnos del tercer ciclo, finalmente decidimos aplicarlo desde las etapas más tempranas, desde los tres años», indicó.

Pero sobre todo habrá una aplicación práctica, en la simulación de una tienda, con sus productos, sus precios y su sistema de trabajo. «Aprenderán situaciones cotidianas de los comercios, y el doble juego entre tendero y cliente», explicaba otra responsable de la iniciativa.

En el caso de los alumnos de más edad, tendrán que crear su propia empresa, que debe ser «rentable»,  y enfrentarse al aspecto burocrático que entraña en la realidad, dirigiéndose incluso al Ayuntamiento para obtener la «licencia».

«Invertir de esta manera en el alumnado es mejorar la sociedad en que nos gustaría vivir en el futuro», señalaba Romero, apuntando que quieren conseguir unos alumnos competentes, generosos, creativos e innovadores y «capaces de adaptarse a las distintas circunstancias de la vida».

De izquierda a derecha, Juan Macías, Rosa Romero, Rafael Belmonte, Miguel Rus y José Manuel Mira / F.P

De izquierda a derecha, Juan Macías, Rosa Romero, Rafael Belmonte, Miguel Rus y José Manuel Mira / F.P

El evento, que iba a contar con la presencia del Delegado de Comercio, Gregorio Serrano, ausente por motivos de última hora, estuvo presidido por el Delegado del Distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte.

Asimismo asistieron el presidente de la Asocicación de Comerciantes y Profesionales de Los Bermejales (Acoprober), José Manuel Mira, y el vicepresidente de la Confederación Provincial de Comercio y Servicios de Sevilla (Aprocom), Juan Macías.