«Extremadamente contentos» así se sienten los vecinos de Jardines de Hércules y así lo transmite su presidente, Juan Lobo. La noticia de que el apeadero de la Salud estará pronto en funcionamiento ha supuesto una gran alegría para Bellavista y aún más para los vecinos de la urbanización que linda con dicha estación.

«Estamos muy contentos, era una necesidad imperiosa y parece ser que ya es una realidad» cuenta Juan Lobo, presidente de Jardines de Hércules. Pocos son los vecinos que no se han hecho eco con esta gran noticia «todos los vecinos que se enteran se ponen contentísimos» y es que aunque según Lobo esto es «un paso más en nuestro camino» Bellavista «se está haciendo grande, muy grande».

«Teniendo en cuenta que para casi 20.000 personas su única opción, a día de hoy, es el 37 de Tussam, la apertura del apeadero es un pulmón muy grande» explica el presidente, porque «si pretendemos mitigar el uso del vehículo privado para facilitar la circulación, es importantísimo para nosotros tener un cercanías a pie de la urbanización».

«Figúrate lo que es coger un cercanías y encontrarse uno en el centro, en el hospital, en Santa Justa o San Bernardo esto tiene una potencia de expansión tremenda, así lo estimamos y así nos lo han explicado», además Juan Lobo asegura que «el alcalde se ha mostrado comprometido y muy contento con este proyecto que parece que estará antes de lo que se esperaba».

«No estamos pidiendo milagros, son hechos» y esos hechos demuestran que «este barrio se está haciendo grande por días». Ese mismo crecimiento es el que ha creado ese clima de alegría y entusiasmo, entre los vecinos de Bellavista, por una estación de tren que les acerca al resto de las zonas de Sevilla.