El portavoz municipal del PSOE, Juan Espadas, y el concejal socialista responsable de Bellavista, Juan Miguel Bazaga, se han reunido hoy con padres, madres y profesores del colegio público Lora Tamayo que reclaman actuaciones urgentes para «la puesta a punto integral de un centro antiguo sobre el que los pequeños arreglos ya no son suficientes sino parches, por lo que hace falta que el Ayuntamiento, como responsable de su mantenimiento y conservación, acometa aquí una fuerte inversión que mejore el estado general de algunas clases y pasillos con evidentes síntomas de humedad, la salubridad de los aseos y del aula matinal, o la situación de abandono en la que se encuentra el propio patio».

Espadas pide que el distrito «escuche a profesores y padres y atienda el listado de desperfectos que se acumulan curso tras curso en los que no se ha venido dedicando un presupuesto fuerte que acometa las reformas necesarias que vuelvan a colocar al colegio en estado óptimo para las clases», así como que «haga un reparto justo de los fondos de que dispongan, lo que evidentemente pasa por priorizar en los centros que en peor estado están, como es el caso del Lora Tamayo».

«Sabemos que el distrito ha comprometido mejoras en el centro, aunque padres y profesores desconocen la cuantía, qué se incluirá y cuándo se realizarán esos arreglos. Por ello, pedimos a Zoido que sea sensible con el estado del colegio e intervenga en la disposición de fondos suficientes para la puesta a punto integral, antes de que vuelva nuevamente a quedarse corto en las inversiones».

Por otra parte, el socialista ha informado a la comunidad educativa del estado en que se encuentra la demanda de comedor realizada a la Junta de Andalucía. Tras consultar con la Delegación de Educación, Espadas avanza que «se destinarán 150.000 euros a un proyecto de adecuación para convertir el antiguo gimnasio que hace las veces de salón de actos en el futuro comedor, un servicio que es demandado por los padres y madres, que entrará en licitación y obras en el próximo curso. Además, el proyecto permitirá el cerramiento de la actual pista cubierta para convertirlo en gimnasio, lo que supone una inversión importante en el colegio que mejorará las prestaciones que reciben más de 450 alumnos».