El portavoz del Grupo Socialista, Juan Espadas, ha visitado esta mañana junto a los concejales Juan Manuel Flores y Eva Patricia Bueno, la barriada de Guadaíra donde ha mantenido una reunión con los representantes de la asociación de vecinos Guadaíra para analizar la situación del proyecto previsto en el plan de vivienda 2008-2012.

Dicho proyecto fue respaldado de forma unánime por el Pleno en abril de 2011 con el fin de expropiar una treintena de viviendas con un avanzado estado de deterioro. Tras llegar a acuerdos con los vecinos, se pretende derribar las casas y construir nuevas viviendas en la zona a través de Emvisesa.

«El año 2012 ha pasado en blanco, sin que Emvisesa mueva un solo papel. Y para 2013 ya nos han respondido por escrito de forma oficial que no hay previsión presupuestaria para iniciar el proyecto. Mientras tanto, crece la incertidumbre entre los vecinos que siguen viviendo en la barriada y que incluso están recibiendo avisos de que deben realizar la Inspección Técnica de Edificios», explicó el portavoz del Grupo Socialista, quien reclamó que se aceleren los trámites para llegar a acuerdos para la expropiación y el realojo de las viviendas que sigan ocupadas y que se pueda iniciar el proyecto de construcción de las nuevas viviendas por parte de Emvisesa.

De hecho, según la moción aprobada por unanimidad en el Pleno del mes de abril de 2011, Emvisesa debía haber concluido el proceso de expropiación de las viviendas que restan antes de la finalización de 2012 tras haber alcanzado acuerdos con los vecinos tanto en cuanto a las condiciones económicas como en cuanto a su realojo. «Las viviendas siguen deteriorándose y los vecinos no tienen respuesta de Urbanismo», concluyó Espadas.