En Heliópolis ya tienen a sus personajes insignes de este año, Juan Sabaté y Gracia Loureiro. Ambos por su impecable trayectoria en el barrio han sido nombrados «heliopolitanos del año», así que la fiesta en el restaurante Jamaica ha estado servida.

Puntuales llegaban los homenajeados. Juan con una sonrisa enorme. Gracita con los ojos rojos de la emoción. Ambos sentimientos por un mismo motivo: eran los heliolitanos del año. Así lo ha estimado la asociación de vecinos Los Andes, que en su segunda edición de estos premios ha elegido a un médico impecable con su trabajo y con su barrio y a una vecina que es la historia viva de Heliópolis.

«Yo como de la medicina y vivo de Heliópolis» explica Juan Sabaté que no puede borrar una inmensa sonrisa de su cara. Con un discurso preparado el que fue capitán del equipo de hockey Patín Claret se encontraba muy agusto en un acto como este tan «agradable y entre amigos».

«Heliópolis es un barrio con singularidades, aquí todos los vecinos somos como una gran familia» recuerdan los homenajeados, «¿Te acuerdas cuando decíamos: creo que esta tarde tiraré para Sevilla?- pregunta Juan a lo que Gracita ríe y dice- Esto antes era una isla». Historias miles, en las que había un personaje que nadie olvida y que todo vecino de Heliópolis sabe quién es: Avelino. Una persona que todos recuerdan y que ha dejado su legado en Gracita, «Avelino no era una persona, era el corazón del barrio» aclara Juan.

Con unas emotivas palabras pero sobre todo muchas risas y amistad la segunda edición de los premios Heliopolitanos de año han sido todo un éxito. El restaurante Jamaica se ha llenado de buenos amigos que mientras comían contaban la historia del barrio o, lo que viene a ser lo mismo, la suya propia.