A ritmo de charanga y con los más pequeños entretenidos con pintacaras, globos y cuentacuentos, se ha inaugurado la sede de la asociación de vecinos Jardines de Hércules, un kiosco situado en el bulevar de la urbanización que les ha cedido el Ayuntamiento y que ellos han adaptado a sus necesidades.

A las once de la mañana una charanga a ritmo de David Civera ya anunciaba que el día de hoy iba a ser de lo más entretenido en Jardines de Hércules. Los vecinos de la urbanización estaban de enhorabuena, hoy venía el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido y el delegado del distrito, Rafael Belmonte, para inaugurar la sede de su asociación.

«Es un día muy importante» declaraba José Lao, presidente de la AAVV Jardines de Hércules, una opinión que ratificaba el alcalde, «hoy, coincidiendo con el día de la constitución, es un día que perdurará en mi memoria y estoy seguro que en la de estos vecinos». El secreto de este gran acontecimiento no es otro que «la comunicación entre Ayuntamiento y vecinos», un factor importantísimo que llegando a un acuerdo de colaboración entre ambos se pueden llevar a cabo grandes proyectos.

«Aquí se canalizarán las peticiones de vecinos para dirigirlas al distrito y posteriormente al Ayuntamiento es algo muy importante que, gracias a la cesión de este espacio por parte del Consistorio, vamos a poder disfrutar» explica Lao, emocionado y encantado con la apertura de la sede. Situada bajo las torres del bulevar, en un espacio verde del residencial es un lugar idóneo para la convivencia vecinal de esta urbanización.

Para celebrarlo, una pirata en son de paz y un hada muy danzarina han animado a los más pequeños allí presentes, pintando sus caras y haciéndoles reir con muecas y moñerías. Con los niños también estaba Helen Doron Bermejales, ya que en esta sede se impartirá el método de la británica para aprender inglés de manera biligüe. Informando y divirtiendo, ya que se han contado unos cuentos magníficos con los que los niños han disfrutado mucho.

Alcalde, delegado y representantes vecinales han visto cómo se ha descorrido la cortina que ocultaba la placa de inauguración, la señal de que ya tienen un lugar donde debatir y dialogar el bienestar de todos los vecinos de la zona.