El Festival de Magia que recorre la ciudad de Sevilla durante estos días ha llegado a Bellavista. Ismael Montoro ha sido el encargado de devolver la ilusión por lo inexplicable que, todos, desde pequeños hemos tenido.

Con una impresionante puesta en escena cargada de luces y humo, el mago Ismael Montoro ha dado una master class de magia en el centro cívico Bellavista. Los colegios de la zona han sido su público, incluídas madres y profesoras que no han querido perderse esta oportunidad. Así que sin más compañía que la de una farola blanca y un maletín, Montoro ha sorprendido a niños y mayores del distrito Bellavista-La Palmera.

Acababan de tomar asiento en el graderío del auditorio del centro cívico Bellavista y nada más apagar las luces, las caras de ilusión ya podían leerse en los más pequeños. «Al fin la magia tiene cara ¿te atreves a descrubrirla?» decía una voz en off anunciando que el espectáculo comenzaba. La cara no era otra que la de Ismael Montoro y, cómo no, la de su partenier, una paloma blanca que fue atravesada por fuego y, posteriormente, por baras de metal y, sorprendentemente, salió ilesa de la experiencia.

Micromagia, nunismagia, cartomagia y hasta escapismo, los espectadores disfrutaron de un espectáculo completo en el que, incluso, aprendieron a realizar ellos mismos juegos sorprendentes o, al menos, pusieron todo su interés por aprenderlos, el problema era que hasta las explicaciones de Montoro eran mágicas.