Ya está todo listo para que empiece la restauración de la parroquia del Sagrado Corazón de Bellavista. Unas obras que están cofinanciadas por el Ayuntamiento de Sevilla y el Arzobispado.

Y es que, han pasado ya siete años desde que las puertas de la parroquia se cerrasen sin un horizonte claro. Fue un requerimiento que hizo Urbanismo a la Diócesis ya que existía riesgo de derrumbe. Pero a día de hoy las cosas han cambiado y para los meses de verano está previsto que la parroquia ya pueda reabrirse al culto.

Tras realizar varios estudios se comprobó que era posible llevar a cabo una reconstrucción; algo que llenó de alegría a vecinos y sevillanos; muy especialmente a todos los mayores del hogar del pensionista de Bellavista.

De este modo, el delegado del Distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte, quiso comprobar el estado en el que se encuentra el templo y lo visitó con los responsables de las tareas de restauración como con el párroco, Antonio María Godoy.

De este modo, el Ayuntamiento de Sevilla va a colaborar para que Bellavista cuente con su parroquia, una tarea que no hubiera sido posible sin la ayuda de los vecinos que han colaborado a través de festivales, cestas de Navidad, teatros, conciertos y muchas otras actividades, todas ellas encaminadas a volver a ver en actividad a la parroquia.

Actualmente la parroquia da servicio a 15.000 vecinos del barrio. Las misas durante la semana se están llevando a cabo en los salones traseros que ya han conseguido aclimatar y los domingos, al ser un acto de culto de mayor envergadura, se están realizando en el salón de actos de Pepe Moreno, quien ha cedido sus instalaciones hasta la reparación de la parroquia.

Por su parte, Rafael Belmonte agradeció a Antonio Godoy el trabajo que está desempeñando en el barrio y a todos los vecinos que no han perdido la ilusión en ningún momento para que el Sagrado Corazón vuelva a abrir sus puertas.