La cita llegó y las expectativas se superaron. Semanas de preparativos para que el acto benéfico organizado por la asociación de comerciantes de Bellavista «Antonio Sevillano Moreno» saliese a la perfección, los objetivos han sido cumplidos, la solidaridad le ha ganado el pulso a la crisis.

El castillo hinchable preparado, los animadores puntuales, la tómbola lista, el ambigú abierto y, lo más importante, los asistentes presentes desde primera hora. A las cuatro comenzaba la «batalla» y ya había gente allí. Para los partidillos de fútbol entre los escolares no faltaban niños, hasta cuatro encuentros simultáneos pudieron disfrutarse. Mientras, los padres en la barra disfrutaban de cervezas, refrescos y la rica chocolatada, acompañada por pasteles hechos por los vecinos del barrio.

La gente seguía llegando, para ello, donaban juguetes y comida a modo de entrada. La megafonía anunciaba la apertura de la tómbola, tickets y sonrisas volaban por ganar camisetas, juguetes, peluches o pelotas que previamente habían sido donados para que la compra de las papeletas fuese íntegramente a una buena causa.

El cuenta-canta-cuentos continuaba su actuación, los más pequeños seguían botando en el castillo hinchable y el jaleo en el ambigú era predecible. Todo funcionaba a la perfección, mejor de lo que los organizadores pensaban, de lo que imaginaban. Mucho trabajo, esfuerzo y organización hay detrás de todo esto, muchos agradecimientos y sobre todo satisfacción.

Una tarde perfecta que no se ha visto desprovista de detalles, diversión en un ambiente agradable ¿qué más se puede pedir? pues que todo lo pagado allí va a el comedor social, Cáritas y los juguetes, a los niños del hospital. Tomar un chocolate o jugar en la tómbola ha servido para ayudar a muchas familias.