Medio centenar de profesionales de atención primaria y hospitalaria  del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla se han reunido en el Hospital Universitario de Valme para optimizar la coordinación interniveles en los procesos asistenciales integrados correspondientes a enfermedades digestivas. El objetivo es analizar los puntos de mejora para un abordaje más eficiente del paciente desde la óptica de la continuidad asistencial.

La Unidad Médico-Quirúrgica de Enfermedades Digestivas del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, que dirige Manuel Romero, tiene implantados cuatro procesos asistenciales integrados relacionados con las enfermedades más frecuentes de esta especialidad clínica. Se trata del cáncer colorrectal, la hepatitis vírica, la hernia de pared abdominal y la dispepsia. Además, hay que sumarles un quinto proceso en el cual se está trabajando su implantación actualmente, debido también a su prevalencia entre la población: la Colecistitis-Coletitiasis.

La reunión de trabajo celebrada ha incluido la presentación de las guías actualizadas de cada proceso a los profesionales de atención primaria. Unos protocolos adaptados a los circuitos asistenciales y recursos del Hospital Universitario de Valme, que se han compartido con los profesionales de primaria para mejorar la respuesta a los pacientes. De este modo, los ciudadanos reciben un abordaje multidisciplinar por profesionales perfectamente coordinados en beneficio de la continuidad de la asistencia y en contra de las barreras de niveles asistenciales distintos.

La jornada ha estado marcada por el interés generalizado de los profesionales en  la agilización de trámites en pro de la eficiencia y calidad de la atención. Bien sea en la petición de consultas para el especialista de digestivo, mediante derivaciones de primaria a especializada, o en la solicitud de pruebas diagnósticas para completar estudios. Un tema al que se ha unido el interés por potenciar vías de comunicación efectivas entre ambos niveles asistenciales que permitan una mayor coordinación de los profesionales y optimice su labor asistencial.

Como punto de encuentro de este trabajo en equipo, se ha programado el pilotaje de esta metodología en un centro de atención primaria. Concretamente, el Centro de Atención Primaria Doña Mercedes, de Dos Hermanas, acogerá próximamente la implantación del acuerdo de gestión en el proceso de dispepsia, una enfermedad caracterizada por molestias abdominales y multisintómatica que supone el 40% de las consultas de digestivo. Está previsto que la nueva dinámica de trabajo en este centro respecto al área de la patología digestiva, que integra la coordinación con los profesionales del Hospital Universitario de Valme, se haga extensiva al resto de centros.