La sociedad Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam), perteneciente al Ayuntamiento hispalense, modifica desde este lunes el recorrido de varias líneas, entre las que destaca la conexión, de forma directa, de la estación de Renfe de Santa Justa y la estación de autobuses de Plaza de Armas, conexión que hasta ahora se tenía que realizar efectuando un trasbordo.

Según la información recogida por Europa Press, esta conexión se realizará mediante una modificación y ampliación del recorrido de la actual Línea 21 (Polígono San Pablo-Prado de San Sebastián). Además de la conexión de estos dos nudos neurálgicos de transporte dentro de la ciudad, la ampliación de la línea permitirá dotar al Polígono San Pablo y a sus más de 20.000 habitantes de una mayor accesibilidad a la zona más céntrica de la ciudad, ya que la ampliación desde el Prado de San Sebastián hasta Plaza de Armas permitirá efectuar paradas en Puerta de Jerez, Paseo de Colón y Marqués de Paradas.

Otro de los cambios afecta a la Línea 37 (Bellavista-Prado de San Sebastián) y supone la ampliación del recorrido hasta Puerta Jerez, con el objetivo de acercar a los usuarios a sus destinos finales. Esta medida, que continua en la línea que está siguiendo la empresa en los últimos años, permitirá mejorar el servicio a las barriadas de Bellavista, Los Bermejales (Reino Unido), Pedro Salvador, Bami y el Porvenir.

También, experimentarán ligeras modificaciones la Línea 1 (Polígono Norte-Prado-Ciudad Sanitaria), que amplía el recorrido al sector sur del barrio de Bami, en concreto hasta la glorieta de Castillo de las Aguzaderas, y la Línea 24 (Palmete-Juan XXIII-Ponce de León) que prestará servicio al ambulatorio de La Plata y a la zona de viviendas situada entre los barrios de Su Eminencia y Padre Pio.

 

Según detalla el Ayuntamiento, algunas de estas modificaciones han surgido del proyecto que viene desarrollando la empresa ‘Tussam te escucha’ y que tiene como objetivo conocer las expectativas y necesidades de sus clientes. Estas modificaciones unidas a las que se han realizado en los últimos años ya han afectado a 20 líneas, lo que representa el 50 por ciento del total de la red, afectando en mayor o menor medida a 450.000 habitantes y beneficiando directamente a 40.000 usuarios diarios.