Salen del colegio y para el centro cívico de Bellavista. Una veintena de niños desde los dos años hasta los once, acuden cada martes y jueves al taller que imparte Paqui Garrido y del que es difícil que salgan ya que más diversión que allí no hay en ningún sitio.

La comba, los aros, los globos y hasta el Gangnam Style, que se lo saben de maravilla. Así pasan los más de veinte niños que cada martes y jueves van al centro cívico de Bellavista con Paqui a ver qué les tiene preparado. «Al principio estaba con ellos una hora pero he tenido que ampliarlo a hora y media porque se iban llorando de aquí queriendo estar más tiempo» cuenta Paqui.

Este taller organizado por la asociación de mujeres de Bellavista es fantástico para los niños, que se lo pasan en grande y para los padres que pueden hacer otras tareas mientras tienen los niños allí y, como dice Paqui «con lo cansados que salen de aquí luego nada más que tienen que ducharlos, darles la cena y a la cama».

«En septiembre hacemos en la Velá una actuación con todos los niños que quieran apuntarse y a partir de octubre comenzamos con el taller» y no es el único espectáculo público que hacen estos pequeños «al final del curso siempre hacemos algo para que las madres vean resumido lo que han hecho durante el año, además para actos o fiestas que organiza el distrito a veces nos llaman para que los niños actúen» explica Paqui.

Con la ayuda de su hija y su nuera, Paqui doma a estas pequeñas fieras a la perfección. Está claro que los niños se le dan estupendamente. Todos hacen caso a lo que diga su monitora «favorita», porque saben que lo que ella cuente es sinónimo de disfrute. Se relacionan entre ellos, juegan y bailan juntos, estos niños los martes y los jueves salen de clase más contentos que de costumbre porque van al centro cívico.