Eran las 16.00 horas cuando el cortejo del cartero real comenzaba su caminar hacia las calles de Bellavista. Salían de Jardines de Hércules cargados de juguetes, sonrisas e ilusión que transmitían a los más pequeños del barrio.

Durante dos horas el cortejo discurrió por las calles Perséfone y Cronos, ambas en la barriada de Jardines de Hércules para enfilar por la avenida de Jerez, calle Logroño, Plaza Fernando VI, toda la calle Guadalajara y calle Fuentes de Cantos para acabar en la casa hermandad del Dulce Nombre de Bellavista.

Al cortejo se sumó un nutrido grupo de beduinos, todos ellos, miembros del grupo joven de la hermandad del Dulce Nombre, que amenizaron el recorrido.

Esta ha sido la segunda incursión del cartero real por el distrito Bellavista-La Palmera, el miércoles estuvo paseando por los Bermejales y Pedro Salvador. Las vísperas de reyes están siendo disfrutadas por todos y cada uno de los niños de la zona.