Los Bermejales se ha convertido en cuestión de mes y medio en un atractivo para los ladrones. Tiendas y viviendas han sido objeto de grandes hurtos que han provocado que tanto comerciantes como vecinos incrementen sus precauciones.

A las cuatro de la mañana del pasado domingo un coche impactaba contra el escaparate de Hussos Sports y en menos de cinco minutos los ladrones ya habían huído con un botín cercano a los 3.000 euros. «El impacto retumbó en los pisos de arriba y hasta en los de enfrente» explica Mamen Diezma, co-propietaria de la tienda de deportes. De hecho, fueron los vecinos los que instantáneamente llamaron a la policía, «cuando nosotros llegamos a las 4 y 10 ya estaba la policía tomando nota, fue todo rapidísimo».

Con la de esta semana en Hussos Sports es la cuarta vez que roban «y como nos entren una vez más, cierro porque no nos podemos permitir el lujo de perder ese dinero una vez más». En esas cuatro ocasiones dos entraron por la fuerza, otra mediante el método del butrón «un agujero en la pared» y esta última por el alunizaje «vamos, nos han entrado ya de todas las maneras posibles». Por eso Mamen y Juan han puesto en marcha un sinfín de medidas de seguridad que les garanticen que no les van a volver a llamar de madrugada informándoles de que su tienda ha vuelto a ser robada, «es que ya no puedes dormir tranquila, crees que de un momento a otro te van a llamar».

Por desgracia no van a ser los únicos en extremar en medidas de seguridad. En cuestión de mes y medio la tienda de bicis de Nuestra Señora del Pilar, una tienda de música del barrio, otra de juguetes y tres viviendas situadas justo arriba de Hussos Sports «y en dos de ellas, mientras los inquilinos dormían dentro». «Últimamente les ha dado muy fuerte por esta zona» comenta Mamen, y es que a pesar de ser un barrio bastante tranquilo y seguro, la cantidad de robos que se están dando en el barrio son el tema de conversación entre comerciantes y vecinos que creen que la elección de esa zona se debe a la cercanía de esta con salidas a la ciudad siendo «una huída fácil».