Aficionados a la agricultura y amantes de la comida sana. Así son los vecinos que forman la asociación Huertos de la Salud de Bellavista, donde cada socio tiene una parcela en la que sólo pueden cultivar productos ecológicos.

Huertos de la Salud de Bellavista es una asociación sin ánimo de lucro encaminada únicamente al cultivo ecológico en huerto urbano. Las parcelas están situadas tras el hospital Viamed y allí 60 vecinos, en su mayoría de Bellavista aunque los hay de toda Sevilla, cuidan de su pequeño huerto cultivando las frutas y hortalizas de la temporada, eso sí sin ningún producto químico.

Santiago es almonteño y sabe lo que es un huerto desde que nació, «en la casa en la que vivíamos en Almonte teníamos un huerto, mi padre lo cuidaba e incluso cuando nos fuimos de allí teníamos a alguien que lo cuidase y comíamos lo que se allí se cultivaba». Ahora es Santiago el que enseña a sus hijos el trato con la naturaleza, su riqueza y lo que aportan los productos ecológicos, «es mucho más rentable comprar lechugas en un hipermercado pero con esto tengo una doble satisfacción: por comer algo que he cultivado yo y por saber que no tiene ningún tipo de pesticida. ¡Así saben mucho mejor!».

Sesenta parcelas de sesenta metros cada una, más un invernadero común de más de 200 metros cuadrados. Además de tener otras seis parcelas para asociaciones y colegios que las soliciten con un fin educativo. Una auténtica familia de agricultores expertos y también novatos.

«No sacamos dinero con esto, los productos son de consumo propio, solo en caso de que hubiese excedentes organizaríamos un mercadillo para recaudar fondos para los gastos de la asociación». Con una cuota anual simbólica pagan la luz y el agua, y en sus ratos libres pasan por el huerto a ver cómo van sus frutas y hortalizas.

Lechugas, habas, espárragos, fresas… etc. todo ecológico «el objetivo es combatir las plagas y las enfermedades de las plantas con otras plantas o insectos». Aconsejándose los unos a los otros han conseguido crear un auténtico campo de cultivo, un trocito de naturaleza con productos saludables y sin duda «muy ricos».