El taichí es un arte marcial desarrollado en China y practicado actualmente por varios millones de personas en el mundo entero, por lo que se cuenta entre las artes marciales más practicadas. Por este motivo, es uno de los talleres socio-culturales del distrito Bellavista-La Palmera más demandados.

Rafael Belmonte, delegado del distrito, ha querido visitar en FUNDOMAR, en la avenida de Italia, a Maribel Vargas y a sus alumnas que cada día mejoran una técnica que en China es ya una actividad muy popular y que en los parques de las ciudades se puede observar por las mañanas a miles de personas ejecutando sus movimientos lentos y fluidos.

«Actualmente se considera una práctica físico-espiritual, que por una parte sería muy provechosa para la salud, mientras que por otra constituye una técnica de meditación. El principio fundamental del taichí es la suavidad. Al ejercitar el cuerpo debe estar relajado. Eso no significa que todos los músculos del cuerpo deban estar adormecidos sino que sólo aquellos músculos que realmente se necesitan para un determinado movimiento o postura se tensan, mientras que el resto de los músculos muestran un tono muscular distendido», señala Vargas. «Seguimos visitando todos los talleres socio-culturales del distrito Bellavista-La Palmera para conocer sus inquietudes y mejorar de cara al próximo curso. Y es que además, habrá un curso de Taichí avanzado el próximo curso», destacó Belmonte.