El sector de comerciantes y dueños de establecimientos hosteleros del barrio sevillano de Heliópolis y el Ayuntamiento hispalense han alcanzado una «especie de tregua», para que estos negocios funcionen como hasta ahora lo venían haciendo, durante los dos encuentros deportivos que aún debe acoger el estadio Benito Villamarín merced a la liga de fútbol 2012/2013.

Durante el verano, ambas partes debatirán cómo compatibilizar el funcionamiento de estos negocios durante las jornadas de liga con encuentros en el Benito Villamarín según las normativas autonómicas y municipales. Como se había informado, los propietarios de bares y tiendas de este entorno habían anunciado su idea de cerrar sus negocios las restantes jornadas que albergase encuentros deportivos el estadio Benito Villamarín, perteneciente al Real Betis Balompié y enclavado entre Heliópolis y la avenida de la Palmera, si no cesaba el «acoso policial» sufrido en las dos últimas jornadas de liga con encuentros en el coliseo heliopolitano.

La asociación de vecinos Los Andes, perteneciente al barrio sevillano de Heliópolis, explicaba en ese sentido que después de que la organización vecinal reclamase al Ayuntamiento medidas ante «los actos vandálicos ocurridos en las últimas jornadas en las que el Betis había jugado en Heliópolis», las actuaciones de la Policía Local en las dos últimas jornadas futbolísticas se tradujo, por lo que se refiere a los comercios y bares de la zona, en «la entrada de policías en los locales y el desalojo de los mismos, cierre y precinto de varios de ellos, imposición de multas, zarandeos y gritos, todo ello sin explicar los motivos de semejante actuación ni las leyes o normas que pudieran estar siendo infringidas».

Tras la reciente reunión con el delegado del distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte, la idea ahora es que la mayoría de los bares del entorno funcionen como hasta ahora el próximo domingo, cuando el estadio Benito Villamarín acogerá un encuentro entre el Real Betis y Real Club Celta de Vigo, y también el restante encuentro que aún habrá de ser celebrado en este estadio hasta que finalice la liga española de fútbol.

Y es que los propietarios de bares y comercios y las autoridades municipales, según ha informado a Europa Press Juan Luis Manfredi, presidente de la asociación de vecinos Los Andes, han acordado una suerte de «tregua» durante lo que resta de liga, al objeto de que, durante el verano, ambas partes se «sienten» a debatir cómo compatibilizar plenamente la actividad de estos negocios durante las jornadas dominicales de partido con las normativas autonómicas y municipales en materia de consumo de alcohol en la vía pública o emisión de ruidos.

«Habrá algunos bares que no abrirán porque no confían en esta especie de tregua, pero yo creo que no va a suceder nada», dice Manfredi, según el cual media un «compromiso» entre ambas partes para que los comerciantes y hosteleros se «esmeren» en el cumplimiento de las normativas y la Policía Local «no vaya más allá» de las actuaciones de vigilancia que tradicionalmente realiza con motivo de estos encuentros.