Una novia entra desesperada por el patio de butacas, a gritos pregunta a los asistentes: «¡dónde está! ¿lo habéis visto? ¿ha pasado por aquí?» al no recibir respuesta sube al escenario y cuenta qué le ha traído hasta el Hogar Virgen de los Reyes y el porqué de su estado de ánimo.

La asociación de mujeres de Bellavista defiende los derechos de la mujer, un año más, a través del teatro. El barrio sevillano vuelve a tener representación en la II Jornada de Teatro de Mujeres que reunió a cuatro organizaciones de toda Sevilla para transmitir a través de las artes escénicas que viven muchas mujeres sevillanas.

Con gafas de culo de vaso, los dientes ennegrecidos y un atuendo poco favorecedor una novia irrumpe en el teatro del Hogar Virgen de los Reyes para contar el plantón que le ha dado su novio en el altar. A raíz de esta traumática experienca, esta curiosa novia aprovecha para contar su vida a los asistentes, «cuando nací mi padre dijo: la llamaremos María porque será soltera y virgen».

Para esta novia ser «fea» le ha impedido conseguir muchas cosas en la vida. Desde que «mi madre tuvo que meterme en un colegio de feas porque en el mío se reían de mi» hasta que «entregué todo lo que reservé a mi amado y ahora en el altar me ha dado plantón» la historia de esta mujer entre risas y bromas no ha sido ningún camino de rosas. Pero como luchadora e inteligente que es y como muestra de lo que las mujeres están consiguiendo por la igualdad, el novio volvió y citando la mítica estrofa de La Bella y La Bestia, «la belleza está en el interior».

Con este aplaudido monólogo que consiguió sacar carcajadas en el gradería, la asociación de mujeres de Bellavista han querido reflejar su lucha diaria. Porque como dice en la obra «lo que tú ves feo, bello lo puedo ver yo».