Los martes y jueves de 11.00 a 12.30 horas, en el centro de mayores Fundomar, ubicado en la avenida de Italia, en los Bermejales, tiene lugar el taller de Yoga, una práctica india con más de 5.000 años de historia y que cada vez tiene más aceptación entre los vecinos de La Palmera-Bellavista.

Por eso quiso acercarse el delegado del distrito, Rafael Belmonte, hasta la fundación Doña María y conocer a todos los vecinos que disfrutan del equilibrio que proporciona el yoga. Un equilibrio que necesitamos para sentirnos con energía vital pero con serenidad mental, conectados con nuestro ser físico y trascendente.

Los orígenes de esta práctica se remontan a la India hace más de 5000 años, como una ciencia de la vida para conservar la salud física, lograr la ecuanimidad mental y emocional y responder a preguntas filosóficas universales como la verdad sobre la existencia y el universo, el origen del sufrimiento y la manera de alcanzar la felicidad como un estado interior.

En palabras del delegado del distrito Bellavista-La Palmera, «me alegro de ver a personas de diferentes edades practicando el yoga, ya que es apropiado para todos, no importa la edad, o el estado físico. Ayuda a fortalecer la fuerza de voluntad, a aumentar la agilidad y la elasticidad, en definitiva, a estar siempre jóvenes».