La séptima edición del Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama se realizará en el hospital de El Tomillar, adscrito al Área Hospitalaria de Valme. En el compromiso del centro hospitalario de Bellavista con el control de esta enfermedad, este año se dirigen a Dos Hermanas con el objetivo de hacer más accesibles y confortables las instalaciones donde se lleva a cabo el diagnóstico de esta patología.

El cáncer de mama es un importante problema de salud pública por su trascendencia tanto sanitaria como social, siendo la neoplasia más frecuente en la mujer y la primera causa de muerte por cáncer en el sexo femenino. El esfuerzo para disminuir los efectos de la enfermedad está encaminado hacia un diagnóstico precoz; es decir, detectar el tumor en fases tempranas para que con ello se logren tratamientos menos agresivos y un aumento en la supervivencia.

Según los expertos, la forma más eficaz de detectar precozmente el cáncer de mama es realizar mamografías periódicas a mujeres de una determinada franja de edad, en las que no se han presentado síntomas.  Este programa está dirigido a mujeres con edades comprendidas entre los 50 y los 69 años residentes en la comunidad.

Así el Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama atenderá durante un año a 15.000 mujeres seleccionadas como población diana. Los objetivos con los que se pone en marcha este programa preventivo son los siguientes: disminuir la mortalidad por dicha patología, al menos en un 30% tras siete o diez años de seguimiento, detectar el mayor número posible de tumores en estadios precoces y mejorar la calidad de vida de las mujeres diagnosticadas, y tratadas pudiendo ofrecerles intervenciones menos agresivas.