La Policía Local de Sevilla ha detenido a un individuo de 42 años que circulaba ebrio con su vehículo de forma temeraria, haciendo zig-zag con el coche, saltándote semáforos en rojo e incluso llegando a invadir el sentido contrario de circulación.

Sobre las 22.30 horas del jueves, un agente que estaba fuera de servicio y circulaba con su vehículo particular por el Puente de las Delicias observó como dicho conductor realizaba maniobras bruscas pasándose de uno a otro de los tres carriles de dicha vía, por lo decidió seguirlo ante la temeridad de su comportamiento.

El conductor, sin percatarse de la presencia del agente, giró desde Juan Pablo II a la Avenida de La Raza invadiendo el sentido contrario de circulación y prosiguió hasta la calle Páez de Rivera, donde estuvo a punto de impactar contra otro turismo que circulaba en sentido contrario.

Ya en Reina Mercedes, el policía consigue ponerse a su altura y darle el alto, maniobra que tiene que repetir en dos ocasiones hasta que el conductor ve su placa identificativa y se detiene. El agente requirió la presencia de un patrullero, que trasladó a dependencias policiales al individuo, que presentaba síntomas evidentes de haber consumido bebidas alcohólicas.

A detenido, M.R.B., se le practicaron las preceptivas pruebas de alcoholemia y presentaba una tasa de más de 0,9 mg/l en aire expirado, casi el cuádruple de lo permitido (0,25), por lo que se le han instruido diligencias por un delito contra la seguridad vial.