El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, dio ayer respaldo institucional «y aquellos otros que se puedan conseguir», al proyecto de rehabilitación de la capillita de San José de la calle Jovellanos, una joya barroca que requiere una intervención urgente, cuya defensa abandera la Asociación Pro Restauración que preside Ana Martín, y que cuenta con el apoyo de diversas personalidades y profesionales de Sevilla.

Las delegadas de Cultura y de Casco Antiguo, María del Mar Sánchez Estrella y Amidea Navarro, acompañaron a Zoido en esta visita, en la que estuvieron acompañados por el superior de la Orden Capuchina en Sevilla, fray Fernando Linares, y por el restaurador Juan Aguilar, de Ágora, empresa que redactó gratuitamente el proyecto para restaurar la capilla, que requiere 1.200.000 euros para una intervención que puede realizarse en varios plazos.

Sobre todo lo más inmediato es actuar sobre las pinturas murales, atribuidas a Domingo Martínez, que a finales del siglo XIX sufrieron repintes al óleo que, debido a la tensión superficial sufren exfoliaciones, con pérdidas continuas y constantes. A ello hay que añadir el incendio que provocaron las hordas republicanas en 1931, del que aún quedan huellas. Aguilar insistió en la necesidad de frenar el deterioro de estas pinturas murales, «o desaparecen».