«Septiembre es Flamenco» en Sevilla. Del 8 al 20 de este mes, la ciudad podrá disfrutar de un ciclo flamenco para los años impares enmarcado en la Bienal e impulsado por el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla con la finalidad de que este arte tenga una cita relevante también en años impares. Los escenarios elegidos, entre los que destacan la recién recuperada Torre de Don Fadrique y el Real Alcázar, convierten a este nuevo ciclo en una conjunción perfecta entre Patrimonio material e inmaterial.

Así, el martes 8 de septiembre comienza la programación de este ciclo flamenco en el Teatro Lope de Vega, con una cita única que reunirá a los galardonados con los Premios Giraldillos en la Bienal de Flamenco de 2014: Juan Peña El Lebrijano, Antonio Reyes, Miguel Ángel Cortés, Manuel Valencia, Farruquito y el Ballet Flamenco de Andalucía. Bajo la dirección de Manuel Curao, la velada contará además con las colaboraciones especiales de Soleá Morente, Esperanza Fernández y José María Gallardo.

Tras la cita inaugural, doce noches con el cante, el baile, el toque y el compás coparán escenarios de Sevilla como el Real Alcázar, la Torre Don Fadrique, el mencionado Teatro Lope de Vega y el de la Maestranza, que cerrará este ciclo con «¡Ay!» de Eva Yerbabuena (20 de septiembre), un espectáculo donde la bailaora se enfrenta sola a la audiencia, arropada únicamente por su habitual elenco musical y su inseparable compañero, Paco Jarana, encargado de la creación y dirección musical del montaje.

Escenarios flamencos

La Torre Don Fadrique, incluida en el conjunto monumental de Santa Clara, que fuera en un principio palacio almohade y posterior Monasterio de Hermanas Clarisas, será el escenario de los espectáculos de baile de Pastora Galván, que tras el estreno en la Bienal de «Identidades», propone ahora «Moratana» (9 de septiembre), Ana Morales, que con «Los pasos perdidos» ofrecerá una suite de bailes sin más hilo conductor que la propia disciplina artística «al servicio del sentimiento» (13 de septiembre) y el flamenco más libre de Andrés Marín en «Carta Blanca» (16 de septiembre).

Este mismo escenario será testigo del encuentro entre pasado y presente en el cante de Rancapino padre e hijo (14 de septiembre), y el recital de guitarra de Antonio Rey, premio Giraldillo al Toque 2012, que rendirá homenaje al desaparecido Paco de Lucía (15 de septiembre).

Por su parte, el Real Alcázar, emblemático conjunto de palacios y jardines amurallados de Sevilla y peculiar abanico de estilos arquitectónicos desde el islámico al barroco, acogerá un total de seis espectáculos que proponen la reunión de diferentes artistas sobre el escenario.

En este sentido, «Estruna» será la primera de las citas del Alcázar, que ofrecerá en Sevilla el encuentro entre Arcángel y las Voces Búlgaras (10 de septiembre); ya el 11 de septiembre El Güito, reciente Compás del Cante otorgado por la Fundación Cruzcampo, con los cantes de El Potito y La Macanita.

El día 12, por su parte, Jerez estará más cerca de Sevilla con Juana la del Pipa, Dolores Agujetas, Jesús Méndez, Diego del Morao y Manuel Parrilla sobre el escenario; 5 días después, el 17 de septiembre, José Menese y Argentina pondrán voces al baile de Milagros Menjíbar.

Y finalmente, otra insólita reunión será la de «Flamenco sacro» que unirá a José de la Tomasa, Manolo Franco y la Orquesta Barroca de Sevilla con la dirección artística de Andreas Prittwitz (18 de septiembre), antes de que Aurora Vargas y Pansequito ofrezcan un entrañable espectáculo en el Real Alcázar el 19 de septiembre.

La Torre de Don Fadrique y El Real Alcázar se suman así a este ciclo que abre con flamenco la temporada de dos importantes teatros de la ciudad: el Lope de Vega, el día 8 con la inauguración, y el Teatro de la Maestranza, el día 20 con la clausura.