¿Puede el arte ser sostenible en cuanto al uso de elementos reciclados como materia prima? La respuesta está en el palacio de los Marqueses de la Algaba, que acoge la exposición ‘Esculturas Emergentes’, promovida por Loving Art Andalucía. Además, la muestra pretende fomentar los encuentros entre artistas y emprendedores para apoyarles en la difusión de sus obras.

«No dejar a ningún espectador indiferente». Ese es uno de los objetivos fundamentales de esta exposición, que se puede ver hasta el próximo 10 de marzo en la sede de la delegación de Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos. El palacio de los Marqueses de la Algaba expone una treintena de obras de artistas de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla, acompañadas de obras de autores consagrados como Chiqui Díaz, Vichero o Nacho Fal.

Una de las obras de 'Esculturas emergentes'‘Colgados de la red’, de Miriam Picón; ‘Mancha informática’, de Elena Mármol; o ‘La vida entre cables’, de Raquel Pérez son solo un ejemplo de la deriva que toma la exposición comisariada por Raquel Barrionuevo, escultura y profesora de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla. «Abierta a múltiples revelaciones plásticas, esta muestra nos ofrece una nueva perspectiva de la creación tridimensional, con opciones brillantes e insólitos proyectos, en cuanto al uso de materiales reciclados, que casa con la permanente transformación que está sufriendo la escultura en el siglo XXI», detalla Barrionuevo.

La muestra busca «reflexionar sobre el contexto que vivimos y el uso que le damos a los objetos que nos rodea», confiesa la comisaria de ‘Esculturas Emergentes’, una exposición «plural de temáticas» en el que las obras seleccionadas «es fruto de la experimentación con materiales y procedimientos, consecuencia de emplear altas dosis de creatividad y reflejo de una búsqueda intencionada de significado».

Pero la muestra no se queda ahí. Uno de los puntos por los que destaca esta exposición es por tender puentes entre artistas y emprendedores y servir así de «rampa de lanzamiento y promoción sus obras, productos o marcas», explica Blanca Molina, presidenta y fundadora de Loving Art Andalucía, una iniciativa que nace por la unión de un grupo de empresarios, diseñadores y artistas que adquieren, entre otros compromisos, el promover el mecenazgo a través de acciones, tanto a nivel regional como nacional, en las que dar a los artistas tengan «la oportunidad de darse a conocer de una manera diferente y alternativa».

La muestra ‘Esculturas Emergentes’ nace también con el apoyo de Alejandro Costa, CEO de C&G. Empresa y universidad articularon este proyecto  para que el resultado alcanzara máximo reconocimiento y visibilidad. El resultado de este reto innovador y emprendedor dio lugar a los premios ‘Artic: Arte, Tecnología y Reciclaje’, cuyas obras están recorriendo lugares emblemáticos de Sevilla, «sin dejar a ningún visitante indiferente».

El apoyo de estas obras por artistas consagrados y el marco arquitectónico del Palacio de los Marqueses de la Algaba hacen de esta exposición un punto de encuentro «único e innovador para artistas, emprendedores, empresarios y público en general».