Gastronomía breve como una rima de Bécquer. Poesía hecha tapa en torno a la figura del poeta sevillano. San Lorenzo devuelve a sus bares durante una semana la influencia de una de las figuras más representativas de la literatura española.

Los restaurantes de San Lorenzo, barrio natal de Gustavo Adolfo Bécquer, organizan una ruta que conmemora el centenario del traslado de los restos mortales del poeta y de su hermano, el pintor Valeriano Bécquer, desde Madrid a Sevilla. La actividad, promovida por la Asociación Con los Bécquer en Sevilla, ha exprimido la creatividad de siete bares de esta zona del Casco Antiguo de la ciudad.

Los fogones del Eslava, Az Zait, La Azotea o Barajas 20 miman nuevas composiciones que saltan a las cartas y pizarras con motivo de esta efemérides. Tapas inspiradas en el artista o que indagan en la personalidad del poeta para sacar sabores, texturas y presentaciones inéditas, que acumulan horas de documentación.

Un Cigarro para Bécquer«Estuvimos indagando en la cocina de la época y no había nada que nos pareciese relevante. Nada especial. Entonces me entero de que Bécquer era fumador de habanos y de ahí surgió la idea», recuerda el propietario del restaurante Eslava, Sixto Tovar. Su establecimiento, uno de los que más fama suma de San Lorenzo, participa con Un cigarro para Bécquer, una de las tapas que más éxito ha tenido de estas jornadas.

La propuesta del Eslava consiste en un plato basado en choco cocinado con algas y tinta de calamar, enrollado en una pasta brick. Lo sorprendente de la tapa, además del intenso sabor a mar, es su cuidada presentación, que simula un habano, algo que sorprende a los que tienen la oportunidad de probarla. No falta ningún detalle.

Una tapa «provocadora que nadie se espera y que hace un guiño simpático», explica Sixto. «A los clientes les impacta mucho, ya que no se esperan el sabor, tan distante del tabaco». La demanda y el éxito de esta tapa es tal que participará en el concurso Sevilla en boca de todos, que ya ganó el restaurante Eslava con el huevo sobre bizcocho de boletus y vino caramelizado. El cigarro para Bécquer promete quedarse al menos un mes en carta.

A la propuesta del restaurante Eslava se suman seis tapas más. En Alcoy 10 proponen el Busilis, un nido de calabacín con carne a la mostaza; en Az Zait, Leyendas de San Lorenzo, unas migas con manzana y vinagre agridulce; en Barajas 20, Rimas de la Barqueta, un risotto de guisantes con láminas de pulpo; en La Azotea, Inspiración Becqueriana, consistente en un magret de pato con confitura de pétalos de flores y parmentier de patata violette; La Dalia, La paleta de Valeriano, una morcilla de arroz con pisto y huevos de codorniz; y en Lumbreras, Maese Pérez.

La idea

«Ya estamos pensando en la edición del año que viene», reconoce la presidenta de la Asociación Con los Bécquer por Sevilla, Pilar Alcalá. El éxito con el que San Lorenzo ha recibido esta iniciativa invitan a pensar en el futuro. «Pero en la próxima edición queremos fomentar más el ámbito cultural», confiesa.

La idea de cita gastronómica en torno a los hermanos Bécquer «surge hace escasamente un mes» fruto de la relación con la I Jornadas De Tapeo con los Bécquer, organizadas en noviembre en la comarca de Tarazona y Moncayo, «tierras que tanto significaron en lo personal y en los artístico para Valeriano y Gustavo Adolfo», explica Alcalá.

«Estas jornadas quieren ser un homenaje divertido y sabroso», detalla la presidenta. «Comámonos los versos de Gustavo Adolfo y bebamos los colores de Valeriano. Sus voces de leyenda nos invitan a recorrer el barrio de San Lorenzo de la mano de sus más ilustres vecinos», insiste Alcalá.

Rimas breves, como arpegios. Composiciones de sabor que ganan en la distancia corta, como los versos de Bécquer. Poesía hecha gastronomía para recordar el vínculo de Gustavo Adolfo y Valeriano con su barrio.