Escribir tiene premio. Coca Cola ha entregado en la tarde de este jueves y en el marco de la Feria del Libro los galardones del 53 Concurso de Jóvenes Talentos Premio de Relato Corto de las provincias de Cádiz, Huelva y Sevilla. En el acto, el periodista y escritor Paco Robles ha aconsejado a los participantes que no cejen en su intención de convertirse en escritores.

Mucha imaginación, un bolígrafo, un cuadernillo de papel e imaginación a raudales. Nada más (y nada menos). Literatura hecha por jóvenes para un concurso que acumula más de 50 ediciones y que pretende brindar a los participantes una «oportunidad de demostrar su pasión por la literatura y el poder de su imaginación», explican los organizadores.

Arropados por sus familiares y amigos, una cincuentena de participantes han acudido a la Plaza Nueva para escuchar la deliberación del jurado. Los nervios afloraban. En juego estaba pasar a la siguiente fase del concurso a nivel nacional. Como estímulo, un premio en forma de viaje literario a Londres en el mes de julio, una vez que finalice el curso escolar. Además, podrán presumir de incluir su nombre en la nómina de más de 10 millones de alumnos que ha participado en las anteriores ediciones.

Todos los participantes son alumnos de segundo de ESO. Como José Miguel Zambrano, un lebrijano ganador del concurso de Jerez de la Frontera (Cádiz) y que ya es finalista. Con la calma de todo un profesional, atiende a los medios y, delante del público, realiza una lectura de su texto.

El secreto de un buen relato: «Que llegue al lector y que cause impresión», confiesa este precoz escritor. Lleva meses preparando este concurso junto con sus compañeros de clase del IES El Fontanal y su profesor de Literatura. A él le agradece su trabajo y la oportunidad que le ha facilitado para participar en esta «buena experiencia que es muy recomendable», concluye José Miguel.

En esta edición, el jurado lo ha tenido especialmente difícil dado el buen nivel demostrado en los distintos relatos. «Los componentes se quejan mucho por las faltas de ortografía, producto de escribir con los teléfonos móviles; por eso este concurso fomenta la escritura de puño y letra», explica la gestora de Sevilla de Relaciones Públicas y Publicidad de Rendelsur, Ana Millán.

Los finalistas dados a conocer son Alma Molina, ganadora del concurso de Chiclana; José Miguel Zambrano, de Jerez; Miguel Ángel Conde, de Huelva; Victoria Pérez, de Sevilla provincia; y Alba Carballo, de Sevilla capital.

Esta última no podía esconder su felicidad e incluso afloraron algunas lágrimas al final de la gala. «Ha sido sorprendente porque no me esperaba ganar el primer premio, mucho menos quedar finalista», afirmaba Alba. Como a sus compañeros, detrás de su participación está su profesora de Literatura. «Me animó a participar porque ella creía que yo podía conseguir algo», explicaba la sevillana. «Ya que he visto que he conseguido algo aquí pues voy a intentar llegar lo más lejos que se pueda», confiesa la ganadora.