La Gerencia de Urbanismo ha finalizado las obras de restauración de la estatua ecuestre del Cid Campeador situada junto al Prado de San Sebastián, en la confluencia de la Avenida Carlos V con Ménendez y Pelayo y con la Avenida del Cid.

Los trabajos, valorados en 40.512,92 euros, fueron adjudicados a la empresa de restauración METIS, Conservación y Restauración SLU, conjuntamente con los de restauración de la fuente de la Judería.

La actuación en la escultura del Cid ha consistido en el tratamiento específico de los distintos elementos que componen el monumento, teniendo en cuenta la diversidad de materiales existentes: bronce, en caso de la escultura, y piedra en el del pedestal sobre el que está colocada ésta.

En ambos casos se ha realizado una limpieza adecuada de todas las superficies, además de la protección y consolidación de éstas. En lo que respecta al pedestal de piedra, se han eliminado, además, las juntas alteradas, se han reintegrado los volúmenes y se ha aplicado un tratamiento antigrafittis. Por su parte, el bronce de la escultura ha sido sometido a un análisis previo, para identificar mejor la problemática y el tratamiento a aplicar.

La intervención realizada ha permitido devolver por completo el esplendor a este monumento, que acusaba severos problemas de conservación antes de su restauración, debido fundamentalmente a la contaminación ambiental a que está expuesto por su ubicación, entre dos vías de intenso tráfico de la ciudad. De hecho, la acentuada presencia de azufre y amoníacos, así como otras partículas metálicas, en el ambiente, ha sido el principal agente de deterioro, tanto de la piedra, como del bronce.

Las labores de restauración han estado acompañadas de una novedosa campaña de divulgación cultural. De esta forma, durante la ejecución de las obras, el monumento ha estado envuelto por unas lonas que han sido utilizadas como espacio expositivo, donde se han plasmado estampas históricas de la escultura, información visual sobre su autora (Anna Hyatt Huntington), imágenes sobre el diagnóstico previo de la obra y su estado de conservación, así como otros detalles anecdóticos y llamativos, como por ejemplo, las copias que se hicieron de esta escultura y que se encuentran repartidas por otras ciudades del mundo como Nueva York, San Francisco o, Buenos Aires.

La cartelería que ha envuelto la zona de trabajo ha incluido también un código QR, que permitía, a través de un smartphone u ordenador, acceder a la web creada con motivo de las obras de restauración: www.elciddesevilla.es, en la que se daba cuenta del avance de los trabajos. Aunque éstos hayan concluido, este blog quedará como documentación de consulta durante al menos un año.

Como  complemento a  las obras de restauración de la escultura de El Cid, y al margen de éstas, la Gerencia de Urbanismo ha llevado a cabo un proyecto de mejora de la iluminación artística del citado  monumento. La financiación de este proyecto -5.747,81 €- ha sido asumida íntegramente por la empresa Eventos y Proyectos Iberoamericanos S.L.