El consejero de Cultura y Deporte, Luciano Alonso, se reúne este viernes con el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, para tratar sobre distintos temas del patrimonio histórico andaluz. El encuentro, que tendrá lugar en la sede de la Consejería en Sevilla, comienza a las 09,30 horas. Algunos de los temas pendientes entre ambas instituciones son el cobro por visitar monumentos de la Iglesia restaurados con fondos públicos, así como la rehabilitación íntegra de la Iglesia gótico mudéjar de Santa Catalina en Sevilla.

El primero de estos asuntos fue planteado por el consejero de Cultura el pasado 5 de septiembre en comisión parlamentaria, donde propuso la creación de “un espacio de diálogo” con cada una de las Archidiócesis de Andalucía para garantizar el disfrute por parte de los ciudadanos del patrimonio eclesiástico restaurado con inversión pública. Esta propuesta que surgió ante la polémica suscitada por los vecinos de la localidad jienense de Úbeda debido al cobro por parte de una empresa privada por visitar la Iglesia de Santa María, restaurada íntegramente por la Junta con un coste de seis millones de euros.

Un día después, Asenjo se mostró “dispuesto” a mantener dicho encuentro pero no antes de hablar primero con el resto de obispados de Andalucía. Finalmente, y tras la reunión de la CXXIII Asamblea de los Obispos del Sur de España, celebrada en Córdoba el pasado octubre, estos recordaron al consejero de Cultura que la finalidad de los templos de la Iglesia Católica en Andalucía “es el culto” y que, por tal motivo, se abren todos los días. Sin embargo, Alonso siempre se ha mostrado “convencido” de llegar a un acuerdo con la Iglesia sobre este tema.

Otro de los asuntos pendientes es el del templo gótico mudéjar de Santa Catalina, una cuestión ante la que el consejero de Cultura ha visto siempre la “necesidad” de “lealtad institucional y equilibrio de esfuerzos” de todas las partes que implicadas en la restauración íntegra de esta Iglesia -Junta de Andalucía, Ayuntamiento de Sevilla y Arzobispado-, cerrada al culto desde hace ocho años.

En este sentido, el pasado mes de septiembre Asenjo se mostró “dispuesto” a aportar 1,1 millón de euros para la rehabilitación integral del templo, al tiempo que abogó por que el Consistorio “aportara el millón de euros anunciado” y el Gobierno andaluz “aportase y brindase una contribución”. La Junta siempre ha defendido las inversiones en ese bien, que ascienden a casi un millón de euros desde 1994 y “que son las que han evitado su deterioro definitivo, especialmente las de las cubiertas rehabilitadas”.