Pocos mitos han aguantado el paso del tiempo tan bien como Don Juan Tenorio. El eterno seductor regresa, como cada noviembre, a las calles en las que Tirso de Molina lo idease para engatusar a los viandantes que pasean por la festividad del Día de los Santos. La ciudad rinde homenaje a una de las aportaciones más productivas de la literatura española a la cultura europea.

Zorrilla, Mozart, Strauss, Molière o Lord Byron quedaron, como el mucho público que anduvo el primero de noviembre por las calles de centro de Sevilla, prendados del personaje de Don Juan. Teatro en la calle para dar a conocer a este personaje y su vinculación con la ciudad y con el Día de los Difuntos.

En una época en la que los más jóvenes utilizan Whatsapp, Facebook, Tuenti y otras tantas herramientas telemáticas para cortejarse, Don Juan vuelve a aleccionar a los sevillanos cómo en las artes del flirteo lo que no es imprescindible, sobra. «Ser un Don Juan es muy sevillano aunque ni eso garantiza el éxito para ligar hoy en día», confiesa uno de los transeúntes que queda atrapado por una de las representaciones en las inmediaciones del Ayuntamiento.

Las representaciones callejeras dan vida a las escenas más representativas de la obra en seis espacios diferentes de la ciudad: ‘La apuesta en la Hostería del Laurel’ en las Setas de la Encarnación; ‘Doña Ana, Don Juan y Don Luis’, en el Palacio de Lebrija; ‘Brígida y Doña Inés’, en la Plaza de la Campana; ‘La escena del sofá’, en el Círculo de Labradores de la calle Sierpes; ‘El convite del comendador’, en la Plaza del Salvador y finalmente ‘El cementerio’, en el Arquillo del Ayuntamiento.

«Me parece una iniciativa estupenda, hay que promocionar algo que es típico de la ciudad», apunta Carmen Romero, una espectadora. «Me enteré de esta iniciativa mientras paseaba, me dieron un folleto y no hemos dudado en venir a verlo», explica justo antes de que dé comienzo uno de los actos.

La función comienza sin necesidad de subir el telón. Los viandantes hacen un corrillo. He ahí un escenario.

- Don Luis: ¿Cuántos días empleáis en cada mujer que amáis?

- Don Juan: Partid los días del año entre las que ahí encontráis. Uno para enamorarlas, otro para conseguirlas, otro para abandonarlas, dos para sustituirlas y una hora para olvidarlas.

Un reto para los actores

«Es un orgullo», confiesa el director de uno de los actos, Fernando Salvador. «Creemos que hay que defender las tradiciones, no hay que abandonar algo tan arraigado en la ciudad», defiende. Junto a él, manteniendo el papel del Comendador está Antonio Augusto. «Si actuar es ya un desafío, hacerlo en la calle es mucho más», explica este actor. «En un teatro estás mucho más arropado, en la calle hay ruido y eso puede molestar», señala.

Pero la cercanía con el público supera los inconvenientes. «No estála barrera entre el escenario y el patio de butacas, interpelamos a los espectadores y estos se muestran muy participativos, se les nota», destaca el actor Fernando Fabiani, que interpreta a Don Juan bajo las ‘Setas’ de La Encarnación.

Mucho ha cambiado la Sevilla del Tenorio desde que fue concebido. Afortunadamente, por mucho que pasen los años, la ciudad no se olvida de uno de sus mitos cuando llega el frío de noviembre.