El fantasma de Ernest Hemingway se aparece al autor de esta novela para contarle su vida y, sobre todo, confesar, en un ejercicio inconmensurable de sinceridad, la razón de algunas acciones de máximo heroísmo y de las que nunca se ha sentido orgulloso. «Yo, Hemingway» es una novela en la que el autor, Antonio Civantos, se comporta como un simple amanuense que escribe al dictado todo lo bueno y lo malo que el gran escritor americano quiere desvelar de su existencia.

El Salón de Actos del Ateneo de Sevilla ha acogido en la tarde de este jueves la presentación del libro «Yo, Hemingway. Confesiones desde el otro lado» de Antonio Civantos. La presentación del mismo ha corrido a cargo de José María García Blanco, profesor de literatura. El acto ha contado con la presencia del presidente del Ateneo de Sevilla, Alberto Máximo Pérez Calero.

«¿Estuvo Ernest Hemingway enamorado de Antonio Ordoñez? ¿Qué relación tuvo con Scott Fitzgerald?» son algunos de los interrogantes sobre los que versa la obra de Civantos. El lector asistirá a la catarsis voluntaria de uno de los escritores más famosos de todos los tiempos. Claro que el escritor tampoco se olvida de relatar un sinfín de aventuras amorosas con todo un firmamento de mujeres, desde Gertrude Stein a Marlene Dietrich, pasando, obviamente, por los avatares de sus cuatro matrimonios.

«¿Su tercera mujer, Martha Gellhorn, fue una de las damas del Kremlin? Pero no solo de amor muere el hombre, ya que Hemingway no rehuye tampoco la confesión en el campo de la política, contándonos sus relaciones con José Stalin, Fulgencio Batista, Fidel Castro, Edgar Hoover, etcétera», desvelan.

Hemingway también valora en este libro el grado de compromiso que mantuvo con la Segunda República durante la guerra civil española, además de sus relaciones con los soviéticos destacados en Madrid y su posición personal en el caso del asesinato de José Robles. «Por cierto, ¿dónde estuvo Hemingway durante el desembarco de Normandía? ¿Cuál fue la razón de su suicidio?», se pregunta el autor.

Antonio Civantos nació en Trujillo (Cáceres) el 16 de agosto de 1949. Desde 1995 ha escrito las siguientes obras: «La cocina sentimental», «Ciro Blume, detective privado», «La luz afilada de los diamantes», «Quappi de rosa», «Mientras la noche termina», «Hotel París», «El asesino de Venecia» y «Yo, Hemingway». Además de novelista, Antonio Civantos ha sido columnista en la agencia de prensa Fax Extrass, ABC y La Opinión de Zamora. Actualmente publica sus artículos en El Adelanto de Salamanca y Zamora. Durante dos años fue también crítico gastronómico del semanario La Clave. Tiene su propio blog: antoniocivantos.blogspot.com.