¿Quieren saber cómo se hizo el cómic «Viñetas cofrades»? Solo es necesario acercarse al Patio Mayor del Ayuntamiento de Sevilla antes del próximo viernes 11 de mayo. En sus paredes esté el secreto del Estudio Buenavista para conseguir que esta publicación sea todo un referente de la cuaresma.

La exposición de los bocetos de «Viñetas cofrades» es una actividad organizada por la Delegación de Fiestas Mayores en el Ayuntamiento con motivo de la Feria de la Feria del Libro 2013. Desde el jueves día 2 hasta el sábado 11 de mayo de 2013 el Patio Mayor del Ayuntamiento acogerá la Exposición «Del storyboard al arte final», dónde se hace un recorrido por las diferentes fases de trabajo hasta su producción final.

En la exposición se podrán disfrutar de los originales enmarcados de los tres volúmenes (Guión, bocetos, diseño de personajes o storyboard). Además, el Estudio Buenavista organiza con motivo de la Feria del Libro un taller de cómic este miércoles a las 19,00 horas en el puesto número 22 Sensei Cómics. Estos ilustradores también firmarán ejemplares de su último «Viñetas cofrades» en varios momentos de la Feria del Libro.

Respeto a la realidad

Los relatos que narran en Viñetas cofrades son «historias ilustradas, novela gráfica, con un total respeto al guión para que lo que se cuenta sea lo más real posible», detalla David. Todo está documentado «para ser lo más exhaustivo posible», afirman. En su ordenador acumulan fotos, grabados, dibujos y un largo etcétera para que sus ilustraciones sean «lo más fidedignas posibles». «Procuramos no dejar nada al azar», concreta Damián. «No queremos caricaturizar a ningún titular», confiesan.

Las páginas de cada cómic acumulan más de siete meses de trabajo. Documentación, guión, trabajo de ilustración y maquinación. Una labor ardua que minimiza la rentabilidad económica del proyecto pese al enorme éxito cosechado.

Parte del proceso de Viñetas cofrades«Es un cómic de lujo», explica David, el ilustrador. «Hay viñetas que llevan más de una semana», detalla. Un hecho que obliga a la búsqueda de patrocinadores que alivien la carga económica. «No nos podemos mantener solo con las ventas», desvela. «La gente no es consciente de la cantidad de horas de trabajo que lleva este cómic». «Es un producto de muy lenta concepción pero de rápido consumo y, a escasas fechas de salir, la gente te demanda uno nuevo. Algo imposible», confirma David.

El tercer número de Viñetas cofrades ha salido a la calle con 2.000 ejemplares y se puede adquirir en las principales librerías de Sevilla al precio de 9,95 euros. En la edición de 2012, la publicación se convirtió en número uno en ventas en la categoría de no ficción. Un hecho que los hermanos Díaz-Cantelar quieren que vuelva a producirse.