El Conservatorio Profesional de Música «Cristóbal de Morales» es el centro educativo de este tipo más antiguo de Sevilla. Con cuarenta años de historia, goza de un profesorado de reconocido prestigio profesional con una larga experiencia y un nivel de alumnado que ha sido premiado en diversos concursos nacionales e internacionales.

Sin embargo, la realidad que atraviesa este centro educativo es bien distinta. Sus dependencias, ubicadas en la calle Jesús del Gran Poder, son tres edificios independientes y todos ellos de titularidad de la Junta de Andalucía. Esta distribución dificulta la organización del conservatorio al tener que estar desplazándose y rotando tanto profesores como alumnos.

«El mayor problema que genera su actual ubicación es la antigüedad de los edificios y la consiguiente falta de adecuación de los mismos a sus necesidades. Desde hace años, los inmuebles sufren problemas generales de mantenimiento, especialmente en las anticuadas y deficientes instalaciones eléctricas de las que están provistas», ha señalado la delegada del distrito Casco Antiguo, Amidea Navarro, quien en una reciente visita pudo comprobar de primera mano la situación por la que atraviesan «ha llegado a un punto crítico».

En este sentido, Navarro ha indicado que «el pasado mes de abril Sevillana Endesa cortó el suministro eléctrico ante los impagos que acumula por parte de la Junta de Andalucía y no se restableció hasta pasadas cuatro horas» y ha añadido además que «para la comunidad educativa del Cristóbal de Morales los problemas no acaban aquí, ya que desconocen si Educación pudo llegar a un acuerdo temporal con la compañía eléctrica o se abonará el débito pendiente con el fin de que no se produzcan más cortes eléctricos y trasladan su desazón por tener que impartir sus clases en tan lamentables circunstancias. La situación se agrava tras recibir la comunicación oficial por parte de la Consejería de Educación de que el centro no va a percibir las cantidades presupuestadas para su funcionamiento hasta el próximo mes de enero, por lo que el problema empeorará irremediablemente y las facturas se seguirán acumulando en un cajón».

Cabe recordar que ya en diciembre de 2012, la delegada del distrito Casco Antiguo elevó una propuesta al Pleno del Ayuntamiento de Sevilla para exigir a la Junta de Andalucía la realización de las obras necesarias en los edificios del Conservatorio así como la trasferencia de las cantidades presupuestadas para su mantenimiento. «En lugar de mejorar, la situación ha empeorado, teniendo que soportar un recorte en sus presupuestos que disminuyen de los 124.000 euros a los 119.000 euros con 5.000 metros más para gestionar, puesto que las clases se imparten en 3 centros distintos», ha matizado Navarro.

Por último, la delegada del distrito Casco Antiguo ha indicado que «las transferencias de las cantidades pertinentes que debe realizar la Junta de Andalucía no se realizan en los plazos previstos, por lo que las deudas se van acumulando. Gran parte de su presupuesto se destina al pago de las facturas de la luz y queda poco dinero para gastos de mantenimiento, arreglo de instrumentos, etc».