El Palacio de Monsalves será uno de los escenarios de la serie «Allí abajo», una comedia al estilo «Ocho apellidos vascos» en la que participarán como protagonistas María León y Jon Plazaola. El edificio regionalista de Aníbal González, propiedad de la Junta de Andalucía y que se encuentra en desuso y cerrado, abrirá sus puertas para el rodaje de esta serie sobre vascos y andaluces.

En los últimos días, técnicos de la productora Plano a Plano están preparando en el palacio los equipos para comenzar con la grabación de esta comedia.

Antena 3, que será la cadena que ofrezca esta serie, acaba de cerrar el cásting con un reparto formado por actores como Carmina Barrios, Mariano Peña, Ane Gabarain, Maribel Salas, Santi Ugalde, Gorka Aguinagalde, Oscar Terol, Iker Galarza, Teresa Quintero, Mari Paz Sayago, Antonio Estrada, Rocío García Molina, Bea Cotobal, Salva Reina, Paula Rodríguez, Noemí Ruiz, Alazne, Alberto López, Alfonso Sánchez y Carmen Rigolet.

Como ya contó ABC de Sevilla, «Allí abajo» relata la historia de Iñaki, (Jon Plazaola) un vasco atrapado en Andalucía, donde descubrirá que la vida se puede vivir «en color y en 3D» cuando conoce a Carmen (María León), una mujer alegre, vital, luchadora y generosa, pero con un corazón incomprendido.

Este nuevo proyecto de ficción de Antena 3 se va a grabar íntegramente en escenarios naturales de Sevilla y San Sebastián y tendrá como protagonista a un vasco cuarentón que sólo ha salido de Euskadi para echar gasolina barata en Francia. Vive en San Sebastián con su madre, Maritxu, la clásica matriarca vasca, absorbente y dominante, inasequible a la sonrisa. Un muro de contención emocional que entiende la vida como una obligación constante.

Para ella, como para muchas madres, Iñaki es un niño eterno incapaz de funcionar en la vida. El único intercambio afectivo que mantiene Iñaki es con su «cuadrilla» de toda la vida, sus tres mosqueteros siempre dispuestos a buscar una excusa para organizar una cena con su consiguiente partida de mus.

Iñaki regenta el bar que heredó de su difunto padre, una taberna rústica donde trabaja Nekane, una camarera que está locamente enamorada de él, aunque, como buena mujer vasca, nunca se lo ha dicho.

La vida de Iñaki pasa plácidamente, hasta que un día se ve obligado a acompañar a su madre a Sevilla en un viaje del Imserso, su vida da un cambio inesperado y radical, para el que no está preparado. Para Iñaki, nada volverá a ser lo mismo una vez esté atrapado allí abajo.

Noticias relacionadas

«Ocho apellidos vascos» se convierte en serie de televisión en Sevilla

Los Compadres «fichan» por la serie «Allí abajo» de Atresmedia