El Partido Popular de Sevilla ha criticado que el Conservatorio Cristóbal de Morales de Sevilla presenta «dificultades económicas e importantes carencias» en sus instalaciones por «culpa del desinterés y el engaño histórico» de la Junta de Andalucía con este centro de educación musical de la capital hispalense.

En una nota, los parlamentarios autonómicos del PP por Sevilla, Rafael Salas y Patricia del Pozo, en una visita realizada a las instalaciones del conservatorio sevillano junto a representantes del AMPA y del alumnado, han anunciado que llevarán al Parlamento andaluz este asunto para que «nos expliquen por qué la Junta no cumple con sus promesas con este centro y qué se esconde tras este ataque a la formación educativa en materia musical».

Los parlamentarios han advertido que «debido a las carencias del Conservatorio, la Junta se comprometió a construir un edificio nuevo en 2007 para tenerlo listo en 2010, promesa que se ha incumplido». Por esta razón, afirma que profesores y alumnos y personal de servicios «tienen que seguir sufriendo las enormes deficiencias de las instalaciones actuales, que a su lamentable estado general de conservación  se le suma que se inundan cada vez que llueve, que no se puede poner la calefacción por falta de presupuesto, que no están insonorizadas las aulas  y que no dan abasto con las aulas actuales al número de alumnos que quieren cursar Bachiller Musical».

Además, añade que el centro cuenta con una «mala instalación eléctrica que da problemas a diario», e incluso se ha clausurado el ascensor, con lo que la Consejería de Educación «sólo está haciendo parches que no solucionan en nada los graves problemas de este conservatorio». A todo ello, añade «el importante recorte ejecutado por la Consejería para los gastos de funcionamiento del Conservatorio Cristóbal de Morales, que para el año 2011 contaba con un presupuesto de 124.000 euros para dos edificios, y para el curso pasado se le concedieron 119.000 euros para los tres que albergan el Conservatorio».

«Todas estas carencias ponen de manifiesto que la Junta de Andalucía sigue con su falta de compromiso con la educación musical en Sevilla, en una enseñanzas que no son gratuitas y por la que los alumnos pagan sus tasas», sentencia, tras exigir a la Junta que se dedique a «recortar donde tiene que hacerlo, en la grasa política de la Junta de Andalucía y su administración paralela, y no siga relegando a la educación musical de los sevillanos, porque ni esta provincia ni su capital tienen que pagar las negligencias, el despilfarro y el partidismo de quienes gobiernan Andalucía».

Rafael Salas y Patricia del Pozo interpelarán al consejero de Educación, Luciano Alonso, sobre las medidas que arbitrará para solventar los graves problemas del centro   y exigirán en el Parlamento que se lleve a cabo  una reforma integral de los tres edificios, junto con una dotación adecuada financiera y de recursos humanos.