Un asesino anda suelto en la Feria de Abril. Es lunes del pescaito. El adobo comparte protagonismo con los botellines de Cruzcampo mientras que la policía sigue la pista del criminal que ejecuta a sus víctimas con una rama de palodú. Ese es el caldo de cultivo del que parte la trama de la segunda novela del periodista y escritor Julio Muñoz Gijón, alter ego de @RancioSevillano, «El crimen del palodú», que se ha presentado este jueves en la librería Beta Imperial.

Serva La Bari, una oscura sociedad compuesta por los guardianes de la Sevilla más tradicional, han vuelto a las librerías. Después del éxito de «El asesino de la regañá» llega una nueva novela de este serial killer hispalense. En esta ocasión, la segunda entrega de esta saga vuelve a narrar las historias del madrileño detective Villanueva; de Jiménez, el policía local de Sevilla; y, como novedad, incluye entre sus páginas a «El petaíto de Montesión», que hizo furor en Twitter convirtiéndose en Trending Topic en la jornada Jueves Santo de la pasada Semana Santa sevillana y que Muñoz Gijón rescata para la ficción.

La librería Beta Imperial lleva de fans de Rancio Sevillano«En Estados Unidos no eres nadie si no apareces en Los Simpson, en Sevilla no lo eres si no te matan en ‘El crimen del palodú’», ha explicado durante la presentación el editor, David González Romero, responsable de la editorial Almuzara. El libro («cortito», según desvela el autor) contiene altas dosis de humor, lo que lo ha llevado a su segunda edición en menos de un mes.

En cifras, la editorial ha puesto en la calle 8.000 ejemplares de «El crimen del palodú» y otros 6.000 de «El asesino de la regañá», que vive una segunda juventud aprovechando la inercia del segundo lanzamiento. «Es el mejor arranque de cualquiera de nuestros libros y en Sevilla está siendo una locura», detalla González. Este próximo miércoles 27 de noviembre se presentará en Fnac Madrid, donde se han vendido todos los ejemplares puestos en las estanterías.

«No me considero escritor ni nada por el estilo», confiesa el autor, Julio Muñoz Gijón (lea la entrevista al escritor). «Con este libro vamos a reírnos y poco más», añade el periodista, quien ha estado arropado de su familia, amigos y un nutrido grupo de fans. «Eso sí, quiero que quien lo lea sienta que es verdad; que note que yo me he montado el el nocturno de Tussam igual que él y que también se parado a ver las fotos de Luis Crux en la calle Laraña», explica.

Bético, hermano de La Candelaria, sevillano de la calle Salado (un terreno incierto entre Los Remedios y Triana) residente en Madrid y defensor de la Cruzcampo, de adobo de Blanco Cerrillo y de las tortas de Inés Rosales, fruto de la gastronomía hispalense que aparecen en su libro. «Sevilla es una ciudad maravillosa pero no tendría porqué ser tan polarizada: Betis-Sevilla, Triana-Macarena… », afirma Muñoz Gijón, que viste una camiseta de Silvio, «quien encarna lo que debería ser Sevilla», detalla es escritor, premiado como Tuitero del Año en la última gala de los premios Blogosur.

Julio Muñoz Gijón«Me gustaría que el libro saliese de las librerías, que estés en el Garlochi, en el Habanilla de la Alameda, en el Tremendo, en El Rinconcillo o en Sombreros Maquedano y se pueda comprar. No es un libro para el lector tipo, que también, es muy social, de comentarlo con amigos en una barra, a ver si se puede hacer, en cuanto tenga un rato me paso a preguntar, a ver si la gente de esos sitios se anima, no estaría mal tomarte una tortillita de jamón en El Rinconcillo, dos cervecitas y llevarte el libro ¿no?», explicaba Muñoz Gijón en una entrevista para Sevilla Ciudad.

Regañá, palodú… Habrá una tercera edición de esta saga pero ¿cuál será el arma del crimen? «No tengo ni idea, mi hermano pequeño Diego dice que haga la tercera con un pestiño… ¡Pero es que matar a un tío con un pestiño es muy complicado!», asegura el autor. La respuesta tendrá que esperar.