Un monográfico presentado hoy en Sevilla revela los secretos de la restauración del palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía. Las obras de restauración de este emblemático monumento responden al proyecto diseñado por el arquitecto sevillano Guillermo Vázquez Consuegra y supusieron un coste de 46.677.372 euros.

El monográfico, de 160 páginas y editado en castellano e inglés y editado por «Labirinto de Paixóns», cuenta con un texto introductorio de William J.R. Curtis, crítico de arquitectura contemporánea de reconocimiento internacional y autor, entre otros, de libros considerados clásicos en su género, como son Modern Architecture Since 1900 y Le Corbusier: Ideas and Forms.

El crítico británico, en su introducción, expone que «la transformación del edificio se ha beneficiado de las soluciones inventivas de Vázquez Consuegra, de la abstracción evocativa de su vocabulario y de su entendimiento profundo de Sevilla y su historia».

El libro contiene también un texto en el que Guillermo Vázquez Consuegra explica la génesis, ejecución y desarrollo del proyecto e incluye, como ilustraciones, los bocetos originales que sirvieron al arquitecto sevillano, Premio Nacional de Arquitectura, para concebir esta obra.

El palacio de San Telmo es un monumento con una gran historia a sus espaldas. Comenzó ser construido en el año 1682 en terrenos extramuros propiedad del Tribunal de la Inquisición para albergar el Colegio Seminario de la Universidad de Mareantes en donde se acogía y formaba a los huérfanos de los marineros. Dispone de planta rectangular con varios patios interiores, torres en las cuatro esquinas, capilla y jardines. La capilla es obra del arquitecto Leonardo de Figueroa. De un exuberante barroquismo, está presidida por la imagen de Nuestra Señora del Buen Aire, de principios del siglo XVII.