La Torre de Don Fadrique y la Tabla de San Roque de Esturmio han recibido durante este mes de febrero 5000 visitas. Según ha explicado el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, «todas las personas que han acudido a ver el cuadro durante este mes han podido después acceder a las zonas rehabilitadas y acondicionadas para ver después Don Fadrique lo que ha supuesto una ocasión única para que el ciudadano tome los espacios y los haga suyos».

En este sentido, Zoido ha señalado que «las visitas guiadas a la Torre han sido todo un éxito y así lo seguiremos haciendo para que todo aquel que lo desee pueda disfrutar de ella».

Las obras de restauración, con un coste de 120.000 euros, han permitido recuperar una zona más de Santa Clara y retomar el proyecto que ideó para este enclave hace décadas el arquitecto Talavera y Heredia y, con ello, devolver a Sevilla uno de sus hitos arquitectónicos más reconocibles y antiguos.

«Considerada como uno de los mejores ejemplos del primer gótico civil en Andalucía, la torre ha visto ahora cómo se ha limpiado su interior para poder ser disfrutada por los visitantes», ha destacado Juan Ignacio Zoido. Con bóvedas ojivales en el primer y segundo piso y octogonales en el tercero, uno de los aspectos más curiosos es la alternancia de estilos que se aprecia en sus ventanas: simples saeteras en el primer cuerpo, románicas en el segundo y góticas en el tercero.

Por otro lado el alcalde de Sevilla ha explicado que «el proceso de restauración de la Tabla de San Roque, con una inversión de 36.000 euros, ha sido modélico y basta con comprobar como la encontramos en la casa sacerdotal del Santa Clara y cómo ha sido el resultado final».

Para Zoido «esta restauración no es puntual sino que va en la sintonía de recuperación del patrimonio que venimos haciendo desde que llegamos al gobierno» y ha añadido que «queremos que todos los sevillanos y turistas que nos visiten puedan disfrutar de la riqueza patrimonial de nuestra ciudad».